Tucucu.com
Consejos para dientes amarillos | Mira el nuevo video «Besos de Chocolate» de Oscarcito | Luis Miguel tendrá que pagar 5 millones de $ a su ex manager. Averigua por qué | ONU pide anular veto migratorio decidido por Trump | ¿Conoces el síndrome de Rapunzel? | Cómo lucen los actores hoy del Titanic | Un presentador de TV mostró como el maquillaje puede cambiarte radicalmente | Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán fue extraditado a Estados Unidos | Doctor es grabado dándole una paliza a un paciente inconsciente | De donde proviene la palabra pipirisnais usada en Venezuela |

Sabes que es la: Subluxación de la cabeza del radio?



Es una dislocación de un hueso en el codo llamado radio. Dislocación significa que el hueso se sale de su posición normal en la articulación del codo.
La lesión también se denomina dislocación o luxación de la cabeza del radio.

Publicidad:

También puedes leer: Por qué nos da gripe una y otra vez

Causas

La subluxación de la cabeza del radio es una afección común en niños pequeños y usualmente afecta a los menores de cinco años de edad. La lesión se presenta cuando se hala a un niño del brazo o de la muñeca con demasiada fuerza. Esta afección se observa a menudo después de que alguien levanta al niño de un brazo, por ejemplo, al tratar de levantarlo sobre un andén o escalón alto.
Otras formas en que se puede presentar esta lesión abarcan:
Interrumpir una caída con un brazo
Voltearse de una manera inusual
Columpiar o balancear a un niño pequeño de los brazos al jugar
Una vez que el codo se disloca, es probable que esto se repita de nuevo, especialmente en la tercera o cuarta semana después de la lesión.
Esta afección generalmente no se presenta después de la edad de 5 años, dado que para esta época, las articulaciones y estructuras circundantes del niño son más fuertes y es menos probable que el niño se encuentre en una situación en donde pudiera ocurrir la lesión. Sin embargo, en algunos casos, la lesión puede ocurrir en niños mayores o en adultos, generalmente a partir de una fractura del antebrazo.

Publicidad:

Síntomas

Cuando la lesión ocurre, el niño generalmente comienza a llorar de inmediato y se niega a usar el brazo debido al dolor en el codo.
El niño puede sostener el brazo ligeramente doblado (flexionado) a la altura del codo y presionado contra el área del vientre (abdominal).
El niño moverá el hombro, pero no el codo. Algunos niños dejan de llorar a medida que el primer dolor desaparece, pero siguen rehusándose a mover el codo.
Pruebas y exámenes
El médico examinará al niño.
El niño es incapaz de rotar el brazo a la altura del codo, de tal manera que la palma de la mano queda hacia arriba, y tiene dificultad para doblar (flexionar) el codo completamente.

Tratamiento

Algunas veces el codo volverá de nuevo a su lugar por sí solo. Aún así, es mejor llevar al niño al médico.
NO intente enderezar el brazo o cambiar su posición. Aplique una compresa de hielo al codo. De ser posible, evite mover las áreas por encima y por debajo del codo lesionado (incluyendo el hombro y la muñeca).
Lleve el niño al consultorio médico o al servicio de

urgencias.

El médico reparará la dislocación flexionando el codo suavemente y rotando el antebrazo de manera que la palma quede dando hacia arriba. NO intente hacer esto usted debido a que puede causarle daño a su hijo.
Cuando la subluxación del codo retorna varias veces, el médico puede enseñarle cómo corregir el problema usted mismo. Acuda al médico para que le ayude.

Expectativas (pronóstico)

Si la subluxación del codo se deja sin tratamiento, el niño puede quedar con incapacidad permanente de mover el codo en forma completa. Con tratamiento, normalmente no se presenta daño permanente.

Posibles complicaciones

En algunos casos, el niño puede tener problemas que limiten el movimiento del brazo.
Cuándo contactar a un profesional médico
Consulte con el médico si sospecha que su hijo tiene el codo dislocado o se niega a usar un brazo.

Prevención

No alce a un niño de un brazo solamente como por ejemplo de la muñeca o de la mano. Levántelo por debajo de los brazos, de la parte superior del brazo o de ambos brazos.
No balancee a los niños agarrándolos de las manos o del antebrazo. Para balancear o columpiar a un niño pequeño en círculos, bríndele soporte por debajo de los brazos y sostenga la parte superior de su cuerpo cerca del suyo.