¿Sabías que no puedes evitar estornudar?

Al evitar estornudar puedes causar una hemorragia en tu cerebro, pues por la presión se puede rompar una vena en tu cabeza o cuello e incluso podrías morir.