Tucucu.com
Aporte humano hace sorprendente este lago en Portugal | A 16 años de este gran tema por parte de la banda Alien Ant Farm «Smooth Criminal» | Mira aqui el nuevo trailer de The Walking Dead Season 8 | Frases típicas de las mujeres celosas | Una maestra ganó 11 mil $ por tener la calabaza más grande de EEUU | Muchos envidiosos dirán «Eso es Photoshop» | Cómo puedes mejorar el Sublime 3 para Laravel | Los SuperSónicos crearon nuestro siglo 21. | Por estas cirugías los chilenos van al quirófano | Bolitas de queso (+Receta) |

La ira puede aumentar tu riesgo de infarto



Nuestra salud es un balance, y todo lo que hagamos va a ir en contra de ella, y al enojarte o enfadarte estas llevando tu salud a limites que ni podrías imaginar, según la Escuela Médica de Harvard se encontró que las personas que experimentan terribles rabietas tenían riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares en las dos siguientes horas despues de la rabieta.

Publicidad:

También puedes leer: En Alemania estudian frenar bodas antes de los 18 años

El detalle de todo esto es que mientrás más veces te enojes al día más estas deteriorando tu salud. “Para una persona con enfermedades cardíacas o cardiovasculares preexistentes, el riesgo absoluto en el que incurren es mucho mayor (que el de) una persona sin enfermedades cardiovasculares o factores de riesgo”, dice Mittleman.

“Si examinamos a alguien con mayor riesgo de eventos cardiovasculares, y se enojan múltiples veces al día, esto puede llevar a 650 infartos extra por año de cada 10.000 al año”, dice. “Cuando analizamos a una persona que relativamente tiene un bajo riesgo, estimamos que habría 150 infartos extra de cada 10,000 al año”.

Publicidad:

Todo empeora si fumas, tienes el colesterol alto, presión sanguínea alta, tener sobre peso y diabetes pues ya son factores que incrementan las enfermedades cardiovasculares.

Al enojarte todo tu sistema cambia pues el ritmo cardíaco aumenta significativamente, causa que las hormonas del estrés aumenten para activar el mecanismo de lucha o huida que tiene nuestro cuerpo, también aumenta nuestra respiración y todo esto aumenta la presión sobre nuestras arterias.