¿Porqué lloramos ante una cebolla?

La cebolla dentro de sus células posee un gas llamado sulfóxido propanethial y este escapa cuando cortamos la cebolla, al ponerlo en contacto con nuestros ojos se crea un ácido sulfúrico suave que provoca que nuestros ojos lagrimeen debido al dolor. Nuestro cerebro esta en la capacidad de verificar la presencia de la sustancia extraña y en seguida promueve la generación de lagrimas para comenzar a lavar el ojo, un mecanismo de defensa de la cebolla para enfrentarse a insectos y animales.


 



También puedes leer: Estas eran tus costumbres cuando tenías que estudiar para un examen