Sonríe al paso del tiempo con la ayuda de un racimo de antioxidantes presentes en las pepitas de esta fruta. Además de la edad y de cuestiones genéticas, son muchos los factores externos que agreden cada día nuestra piel (contaminación atmosférica, radiaciones solares, mala alimentación…). Y el resultado no es otro que la oxidación de nuestro organismo y la consiguiente aparición de arrugas. La oxidación es causante de cuatro de cada cinco signos de la edad, así que los expertos son tajantes: la prevención y protección con antioxidantes es esencial para mantener y reforzar la lozaina de las células de la piel del rostro.

También puedes leer: Durante 50 años el Volvo fue el auto más vendido en Suecia

Los polifenoles. El más potente de los componentes naturales vegetales contra el envejecimiento es el polifenol de las pepitas de uva, que algunos laboratorios empezó a emplear en cosmética en 1995.


uvas verdes y moradas
uvas verdes y moradas

 

La acción de esta semilla puede llegar a ser superior a la vitamina E, también contienen oligoelementos y minerales (potasio y calcio) y fortalece el colágeno y la elastina. Muchas mujeres se hacen la cura de uvas cuando ocurre el cambio de estación o cada vez que lo necesite y que sienta que tu piel se ve cansada y con arrugas ya que ni engrasa ni reseca la piel solamente nutre y embellece. Lo usan como crema y mascarilla porque desde siempre a tenido muy buenos resultados en el rostro.

Visitas:

Sonríe al paso del tiempo con la ayuda de un racimo de antioxidantes presentes en las pepitas de esta fruta. Además de la edad y…