Tucucu.com
Disfruta de la buena música mientras trabaja con lo mejor de Iron Maiden | Disney recrea la portada de The Beatles: Abbey Road | Hijo de Michael Bublé venció al cáncer con solo tres años de edad | Cosas impresionantes en camara lenta (+Video) | ¿Qué significa hacer una desungulación a tu gato? | Un gato negro encerró a un pequeño bebé en un armario | El 30 de Octubre, se publica el segundo álbum de la banda Anthrax | 15 accesorios a los que ni una chica ruda se puede resistir | 10 situaciones que te harán extrañar tu soltería | ¡TOP 10! Así transportan las máquinas más grandes y pesadas del mundo |

Beber demasiada agua puede ser mortal



La intoxicación por beber demasiada agua causa fatiga, dolores de cabeza, desorientación, náusea, vómitos y, en casos extremos, la muerte.

Publicidad:

También puedes leer: Hablemos de vitaminas: Vitamina K (Potasio)

Lo que ocuerre es que los riñones no pueden eliminarla con suficiente rapidez, por lo que el agua sale del torrente sanguíneo y entra a las células, las cuales se ‘inflan’ como globos, según reporta la revista «Scientific American».

Sin embargo, las neuronas –las células del cerebro– no tienen posibilidad de expandirse porque están muy apretadas dentro del cráneo, que es rígido. Así que la hiponatremia (que significa ‘poco sodio’ –menos de 135 milimoles por litro–), provoca que el cerebro se inflame y a su vez sufra convulsiones, paro respiratorio, hernia cerebral, coma e incluso la muerte.

Publicidad:

Ahora, ¿cuánta agua es demasiada? Aún no hay un consenso al respecto. De cuatro a seis litros es ser ya peligroso, y probablemente no sea bueno rebasar los dos litros por día, pero incluso es probable que beber dos litros diariamente no sea necesario (aunque no particularmente peligroso –no te asustes–) para la mayoría de las personas. (Por cierto, el Dr. Heinz Valtin, especialista en riñones, publicó en el «Journal of Physiology—Regulatory, Integrative and Comparative Physiology» que no encontró ningún estudio científico –en ninguna revista científica arbitrada– que apoyara el mantra de beber ocho vasos de agua al día).

Quienes están en mayor riesgo de un trastorno hidroelectrolítico, como también se conoce a la hiponatremia, son atletas de alto rendimiento que pierden y toman muchos líquidos en periodos cortos.