Tucucu.com
Comidas y snaks para Halloween que puedes hacer en tu casa | Llegada de tumores poco comunes son confundidos con falta de atención | Vence tu ansiedad. ¡aquí te diremos como hacerlo! | Las mujeres sedentarias tienen más riego de desarrollar cáncer de mama | ¿Sabias que el letrero de las Vegas usan energía solar? | El Ken de carne y huesos de 33 años se ha sometido a miles de cirugías vea sus fotos.(Fotos) | Lego City Undercover con nueva versiones. | Represa en EEUU causa pánico por amenaza de desbordamiento | Para matar antojos: Deliciosos besos de moza caseros (+Receta) | Novedades en cultivos alterados genéticamente en Europa |

La vida de una gran heroína Irena Sendler



Conocida como el Ángel del Gueto de Varsovia, nació como Irena Krzyzanowska el 15 de febrero de 1910, en Varsovia. Su padre Stanisław Krzyżanowski era un médico reconocido en esa época, falleció de tifus al tratar a los pacientes que nadie quería tratar ya que muchos eran judíos en el año 1917. Debido a toda la ayuda que brindó a los judíos éstos ofrecieron a pagar los estudios de Irena y esta desde su niñez siempre le simpatizaron los judíos y se oponía a todas las discriminaciones que recibían  en las universidades por este motivo la suspendieron por tres años de la universidad.

Publicidad:

También puedes leer: Amistad entre Simón Bolívar y José Antonio Páez y sus ideales

Trabajo como enfermera y trabajadora social polaca católica,  en 1942 los nazis crearon un gueto en Varsovia, e Irena, horrorizada por las condiciones en que se vivía allí, se unió al Consejo para la Ayuda de Judíos, como los alemanes invasores tenían miedo de que se desatara una epidemia de tifus, toleraban que los polacos controlamos el recinto. Bajo esa fachada pudo rescatar a más de 2500 niños bajo diferentes formas, los sacaba en ambulancias como víctimas de tifus, en sacos, cestos de basura, cajas de herramientas, cargamentos de mercancías, bolsas de patatas y hasta en ataúdes…

Irena elaboró un archivo en el que tenía los nombres y direcciones de las familias que albergaban a los niños judíos y sus nuevas identidades todo esto para que cuando terminara la guerra ellos pudieran recuperar a sus padres y familias. Hizo todo esto arriesgando su vida pero el 20 de octubre de 1943 la descubrieron y detuvieron, la llevaron a la prisión de Pawiak, donde la torturaron brutalmente para que dieran la información de los niños y ella era la única persona que la tenía pero ella se negó a traicionar a sus colaboradores y a los niños que tanto ayudó y oculto. Fue donde la sentenciaron a muerte y mientras esperaba, un soldado alemán se la llevó para un último interrogatorio, al salir le gritó en polaco «¡Corra!» y fue donde se dio cuenta al día siguiente que su nombre estaba en la lista de los polacos ejecutados, luego siguió trabajando con una identidad falsa.

Publicidad: