Tucucu.com
Habitaciones espectaculares que querrás tener en tu casa | Boda en la playa.¡Un sueño hecho realidad! | Gemelas de diferente color revolucionan las redes sociales. | Clavin Klein vende su mansión en Miami por trece millones de dólares. | Experimento aterrador que demuestra cuan vulnerables son los niños | Timecap la nueva cámara que graba toda tu vida. | Salsas que harás con el verdadero toque italiano | Jorge Luis Chacín se reencontrará con su público venezolano | El ultramoderno inodoro que cuesta más de US$12.500 | Mike Portnoy y su nuevo «super grupo» progre |

Velar a los muertos posando como si estuvieran vivos, la nueva tendencia



La nueva tendencia será velar a los muertos de manera que pareciera que estuvieran vivos, así mismo, parados en casa, jugando contigo algún juego de mesa, en su cama son algunos de los ejemplos de lo que será la nueva tendencia en Puerto Rico y que ya muchos lo están haciendo en muchas regiones del país.

Publicidad:

También puedes leer: Se ganó la lotería y le cambio su vida por completo

Cadáveres velados realizando sus tareas diarias 2

En el año 2008, uno de los primeros en ser velado de esta manera fue el joven Ángel Pantoja Medica, que tenía en ese momento 24 años, y fue velado justo de pie en la sala de su casa como si aún su cuerpo estuviera con vida.

Publicidad:

Cadáveres velados realizando sus tareas diarias 3

Otro caso que también sonó en el país fue el un fallecido que fue velado sentado en su motocicleta y con su mejor ropa, David Morales de 22 años, un velorio un tanto curioso que estuvo en todos los medios regionales.

Y uno de los últimos casos fue el del joven Jomar Aguayo, de 23 años, y fue velado en su casa mientras jugaba dominó con sus familiares, este fue muerto en un tiroteo, y se conoce en la opinión pública como «el muerto del dominó»

Cadáveres velados realizando sus tareas diarias 4

Para la propietaria de la Funeraria Marín en la capital puertorriqueña, Tamaris Marín, quienes están especializados en la realización de estos velorios que a todas luces son poco convencionales: “Este tipo de velorios responden a un cambio de tendencia en las costumbres (…) no me parece de mal gusto, porque todas las personas tienen el derechos a ser veladas como quieran. Se puede considerar, incluso, una obra de arte”.