Escucharás latidos de tu corazón e incluso podrías escuchar tu estómago. Sí, eso sentirás al ingresar a una cámara anecoica, un lugar donde tus oídos se acomplarán al silencio y poco después irá recibiendo sonidos de tu propio cuerpo.

También puedes leer: La linea del corazón en tu mano puede describir muchas cualidades en tu vida

Así lo demostró un estudio realizado por el compositor e investigador Jhon Cage, el cual revela que el silencio absoluto no existe en la Tierra, puesto que hasta los sonidos que se producen del cuerpo, son escuchados.


Eso sucede al entrar a este sitio, donde probablemente intentarás caminar y perderás el equilibrio, ante la falta de orientación por el sonido, pues al no existir, se perderá la capacidad para movilizarse.

Más de 15 minutos sentado no podrás soportar al no contar con el estímulo auditivo externo (solo el de tu propio cuerpo). Una serie de contradicciones se mezclarán en tu cerebro hasta confundirlo en su totalidad. De allí a crear nuevos sonidos propios.

Hasta alucinaciones podrían tener quienes intenten realizar acciones en extremo silencio. Sin duda, el mundo no puede vivir sin sonido, forma parte de su esencia. “No podemos vivir sin sonido, no podemos vivir sin música”.

Publicidad:

También puedes leer: La operaron y sintió toda la operación porque olvidaron anestesiarla

 

La cámara anecoica que es
La cámara anecoica que es
Visitas:

Escucharás latidos de tu corazón e incluso podrías escuchar tu estómago. Sí, eso sentirás al ingresar a una cámara anecoica, un lugar donde tus oídos…