Tucucu.com
“Tiembla Luis Fonsi”: La Tigresa del Oriente también versionó “Despacito” (+Video) | La última profesía de la virgen de Fátima | ¿Tienes un niño respondón en casa? | Algunos de los 10 idiomas que desaparecerán pronto | Lugares asombrosos: Caverna Hang Son Doong, Vietnam | Cómo hacer una mayonesa saludable | 5 frutas ideales para perder peso ¡Agrégalas a tu dieta! | Fran Strippoli llega en acústico a Hard Rock Café Caracas | VINILOVERSUS estrena video clip «Bipolar Visceral» el próximo miércoles 11 de Febrero | Estas serían las figuras que podrían reforzar al Chapecoense |

Llegada de tumores poco comunes son confundidos con falta de atención



De acuerdo a un boletín emitido por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) en Estados Unidos, unos tumores poco comunes, llamados feocromocitomas y paragangliomas, pueden causar síntomas similares a los que experimentan los niños con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Publicidad:

También puedes leer: Truco para eliminar el ACNÉ

Según el estudio, la relación de la sintomatología puede provocar que se proporcione un tratamiento incorrecto, lo que podría ser peligroso para la salud de los afectados. Un grupo de investigadores examinaron a pacientes pediátricos con esta patología y llegaron a la conclusión que se trata de una sustancia llamada catecolamina, la cual secretan tumores feocromocitomas y paragangliomas, estimulando el sistema nervioso central.

Para el estudio, tomaron como caso un total de 43 niños que padecían de estos tumores entre enero del 2006 y mayo del 2014 y concluyeron que unos nueve de los niños habían sido diagnosticados con TDAH antes de que sus tumores fueran sido revelados.

Publicidad:

De esta manera, medicamentos estimulantes que son recetados para el trastorno, entre ellos anfetamina, dextroanfetamina o metilfenidato habían sido los medicados, por lo que causó otras reacciones alternas, sudoración, presión arterial alta, dolores continuos de cabeza y otros.

La presión arterial alta suele ser un síntoma relacionado a este tipo de tumores, razón por la cual los investigadores advierten que un diagnóstico de TDAH acompañado de hipertensión es una señal de que el pequeño podría no tener un trastorno de hiperactividad, pues deberían descartarse los feocromocitomas y paragangliomas entre las causas probables.

Una vez que los tumores fueron extirpados, tres de los nueve niños ya no presentaron síntomas similares a los del trastorno de atención e hiperactividad. Estos tumores atacan a 1 de cada 500 mil personas afectando notablemente la glándula suprarrenal y los paragangliomas. Se posicionan fuera de la glándula suprarrenal y tienen una incidencia de uno en un millón, según revelan especialistas en esa área.