Tucucu.com
Gatos y Bebés imágenes que te arrugarán el guarapo al verlas | Palabras cultas: qué es la cleptocracia | Truco Fácil para blanquear tu ropa | El escarabajo que usa armas químicas para defenderse | La ciencia podría hacer una cerveza más saludable en el futuro | LO QUE FALTABA! Saime suspendió citas para pasaportes hasta nuevo aviso | 16 tortas que nadie se merece en su cumpleaños | EXTRAÑO: Pasajero mordió a otro y luego falleció en un avión | 10 situaciones que te harán extrañar tu soltería | Hamburguesa de brócoli |

¡Increíble! Conoce al joven que vivió más de un año sin corazón



¿Puede realmente alguien vivir sin corazón? La respuesta es sí. Este es el caso de Stan Larkin, de 25 años, quien sobrevivió más de un año sin su corazón humano dentro su cuerpo y, afortunadamente, ya recibió un trasplante.

Publicidad:

También puedes leer: ¡El autobús del ejercicio! En este medio de transporte te ejercitas mientras viajas

La ciencia médica ha avanzado a tal punto que durante todo ese tiempo el joven llevaba un corazón artificial –conocido como “SynCardia”- dentro de un morral, el cual bombeaba sangre a su cuerpo y lo mantenía con vida. Esto sin duda se traduce en una esperanza de vida para aquellas personas con insuficiencia cardiaca que esperan un donante.

freedom_driver-1

Publicidad:

Tanto él como su hermano Dominique fueron diagnosticados con miocardiopatía familiar. A ambos se les instaló el dispositivo de corazón artificial, pero Dominique solo lo usó por pocas semanas, ya que recibió un trasplante de corazón poco después.

Después de pasar 555 días conectado al “SynCardia”, el pasado 9 de mayo de 2016 Stan recibió su trasplante de corazón humano y se ha ido recuperando totalmente. Fue el primer paciente de Michigan que utilizó esta tecnología.

Su historia ha sido compartida en todo el mundo con la intención de generar conciencia en los casi 6 millones de estadounidenses que padecen insuficiencia cardiaca y la importancia del donante de órganos, en este caso de corazón.

«Eres un héroe para todos nosotros,» afirmó David J. Pinsky, director del Centro Cardiovascular Franke.