La Enfermedad Inflamatoria Intestinal, que incluye a la Enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa, suelen presentarse en la juventud. Por esto al tratarse de personas en edad reproductiva, surgen dudas acerca de cómo esta patología puede afectar la fertilidad, el embarazo y el parto, los posibles efectos del embarazo sobre la enfermedad y si los fármacos que controlan la patología son seguros para el feto.

También puedes leer: El secreto que ningún médico cuenta: así te libras de los piojos de forma rápida y barata

Cuando una paciente con este padecimiento planea su embarazo debe ponerse en control y solicitar ayuda médica para llevar un correcto control del proceso evolutivo del feto, esto es fundamental para que todo vaya bien, y ante el mínimo indicio de un brote deberá consultar a especialistas en gastroenterología.


El embarazo no aumenta el riesgo de un nuevo brote de la enfermedad si ésta se encuentra inactiva, pero se debe tener presente que si la gestación ocurre durante esta fase existe un aumento de aborto espontáneo o nacimientos prematuros, así como de recién nacidos con bajo Es importante tener presente que el desarrollo del bebé no suele verse afectado por el curso de la enfermedad, si ésta se encuentra en fase de remisión, con resultados comparables a los de la población general. Por otro lado un dato interesante a tener cuenta las pacientes embarazadas con Enfermedad Inflamatoria Intestinal debe prevenir cualquier infección, para evitar descompensarse durante la gestación.

Visitas:




Loading...

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal, que incluye a la Enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa, suelen presentarse en la juventud. Por esto al tratarse de personas…