Todas las mujeres soñamos con tener nuestra casa, nuestro esposo e hijos. Recordamos y seguimos los consejos de nuestras madres para mantener a los pequeños a salvo y evitar que algo malo les suceda, al menos mientras nostras estemos vivas porque seríamos capaces de defenderlos como una fiera.

También puedes leer: ¿Cómo huele la muerte? Mira lo que investigaron expertos

Pero todos somo humanos y cometemos errores; errores que nos pueden costar la vida propia o a la de alguno de nuestros hijos, ya que pasamos por inadvertido las miles de cosas que se les pueden ocurrir a los niños y que sin saber, ellos mismos estarían atentando contra sus vida y todo por nostras no supervisarlos como nos decían nuestras mamás: Si todo está en silencio es porque el niño está haciendo algo.


Hace pocos días en la ciudad rusa de Yekaterimburgo, capital de la región de los Urales, una madre recordó que tenía que ir a comprar algo importante en la tienda de la esquina y pensó que solo tardaría 10 minutos en regresar y que tal vez no le pasaría nada a su hija de 4 años de edad, si ella la dejaba sola en su apartamento ubicado en el octavo piso de un edificio mientras ella iba y venía.

Las pequeña al percatarse, pensó que su mami se había ido a trabajar y que la había dejado sola durante ese largo tiempo y empezó a llorar, pero luego se le ocurrió algo que seguramente ella pensó que sería “una gran idea”.

La niña decidió subirse a un “banquito” y abrir la ventana y empezó a bajar desde la ventana del octavo piso del edificio. Gracias a Dios, un señor que paseaba a su perro frente al edificio vio a la pequeña y le avisó al vigilante quien estaba en su primer día de trabajo en ese edificio.

Publicidad:

También puedes leer: Si tienes a un papá maravilloso mira estas 14 fotos ¡Llorarás!

El vigilante subió al octavo piso y tocó la puerta del apartamento pero nadie le abrió la puerta. Subió al piso nueve y luego bajó hasta el piso siete pero nadie le abrió. Él quería intentar entrar a uno de esos apartamentos para estar más cerca e intentar salvar a la niña. Como no tuvo respuesta bajó todos los pisos y se paró frente al edificio.

La niña que ya tenía rato sosteniéndose para no caer al vacío, no pudo aguantar más y se dejó caer. Milagrosamente, el vigilante la atrapó entre sus brazos antes de que cayera al piso y le salvó la vida. La niña sólo sufrió pequeños golpes en la cabeza y una lesión en el hombro, mientras que el héroe del edificio en su primer día de trabajo se fracturó un brazo.

Heroe1

Publicidad:

Visitas:




Loading...

Todas las mujeres soñamos con tener nuestra casa, nuestro esposo e hijos. Recordamos y seguimos los consejos de nuestras madres para mantener a los pequeños…