Tucucu.com
15 errores de comunicación que cometemos sin darnos cuenta  | Sorprendente vídeo de un perro que atacó a 23 personas en China | ¿Qué causa los Poros Dilatados? | Uno de los postres mas delicioso y conocido es el Pie de Limón | Huella de un tatanosaurio fue encontrada en el desierto de Gobi. | Facebook te ayudará a ubicar red de WiFi | Niños africanos se asombran al ver un dron. | Paralizada producción de Coca-Cola por falta de azúcar | 10 pequeños detalles que hacen felices a las parejas | Estas son las 3 cosas que una persona deprimida jamás te dira |

Sentarte mal en una silla no solo daña tu columna sino también tus órganos



Es cierto que dicen que al momento de sentarnos debemos tomar una buena postura para evitar daños en nuestra columna. Hay padres que cuando ven a sus chicos mal sentados frente a la computadora o el televisor, le dan un pequeño golpe en la espalda para que éste corrija la forma en la que está sentado.

Publicidad:

También puedes leer: ¡El que quiere, puede hacerlo! Mallory un ejemplo ha seguir.

Pero si tu trabajas ocho horas o más en una oficina y estás sentado durante todo ese tiempo frente a la computadora, debes saber que al estar en una sola posición se te cansan las posaderas, las piernas se te duermen y además, puedes empezar a sufrir de problemas en la circulación.

Es por eso, que aunque sabes que tu columna puede desviarse, buscas la posición más cómoda en la silla que va desde poner un pie en la silla o cruzar las piernas, hasta semiacostarte en la misma con tal de tener más comodidad al momento de trabajar.

Publicidad:

Pero hay algo que no sabes; la columna no es lo único que puedes dañar si te sientas mal, ya que también tus órganos pueden sufrir daños si te sientas mal en una silla durante cuatro horas o más.

Un estudio reveló que las malas posiciones para sentarse en una silla durante tantas horas continuas, puede volver más lento tu metabolismo y elevar en 50% las probabilidades de morir de cáncer e hipertensión.

Además, pueden sufrir daños tu corazón, tu páncreas, tu colón, los músculos de tus gluteos, tus piernas, tu cerebro y lo que dijimos desde un principio, también tu columna.