Tucucu.com
Pierdió parte de su cerebro pero gana $58 millones | Así lucirían los personajes de restaurantes de comida rápida si fueran anime (+fotos) | Alivia el estrés masajeando este punto del oído | Fo Guang Shan nos enseña sobre los Gatos y la espiritualidad | ¿Por qué aparecen las varices o venas varicosas? | ¿Por qué el 11:11 es un número mágico? | Su hijo jugó con su iPhone y quedó bloqueado por 47 años | La banda EXHUMED estrena videoclip con el tema «Lifeless» | Maluma seguirá cantando su tema “Cuatro Babys” | 7 señales que demuestran que un jefe es un mediocre |

¡Absurdo! Mujer denunció que un Pokemón abusó de ella sexualmente



La fiebre del Pokemón Go está de moda desde que todos los que tienen entre 24 y 30 años de edad, recordaron aquella comiquita que veían cuando eran adolescentes que se trataba de un chico que coleccionaba extrañas criaturas de una especie llamada Pokemón.

Publicidad:

También puedes leer: Tatuajes en 3D en 25 fotos sorprendentes

Estos extraños animales tenían poderes sobrenaturales y tenían que luchar entre sí. Posteriormente el Pokemón que perdía la pelea era capturado en una esfera por el dueño del Pokemón que ganó y luego lo adiestraba para que no fueran violentos y aprendieran a manejar sus poderes.

Actualmente, salió una aplicación para teléfonos inteligentes llamada Pokemón Go, la cual consiste en básicamente en atrapar a las criaturas así como lo hacía el chico de la caricatura.

Publicidad:

En muchas partes del mundo han denunciado que dicha aplicación genera adicción en los usuarios. Recientemente, una mujer en Rusia que jugaba Pokemón Go, llamó por teléfono a su esposo para contarle que estaba sola en su casa y se quedó dormida en el mueble pero un criatura del juego había abusado sexualmente de ella.

El marido fue inmediatamente a su casa porque no creía lo que escuchaba. Al llegar, su esposa le dijo que cuando despertó del sueño ya el Pokemón se había ido, pero que ella era capaz de reconocerlo a través de la aplicación que tenía en su teléfono.

La mujer convenció a su marido para colocar la denuncia en la policía y los funcionarios no podían creer aquella locura.