Tucucu.com
Cómo hacer una terapia antiseborreica y evita quedarte calvo a tiempo | Muere el 25 de diciembre de 2009 | Cómo puedes mejorar el Sublime 3 para Laravel | Shakira tiene a su estilista personal, sabrán de quien es (Vídeo) | Si las princesas de Disney fueran reales | Que significa soñar con vivir solo | Aerolinea coreana utiliza armas de descargas eléctricas para controlar peleas durante vuelos | Cómo hacer mantequilla casera | Los agarraron infraganti: la esposa los grababa mientras ellos eran felices | Cómo ayudar a que tus hijos se paren y acuesten en la cama de forma segura |

La sacudida Hípnica, algo que no nos deja dormir.



La sensación de que nos caemos cuando estamos durmiendo es el fenómeno más conocido como “Sacudida Hípnica”, el cual puede ir acompañado de una alucinación visual. Muchos lo llaman “Sobresalto del sueño” “sacudida hipnagógica” o “sacudida mioclónica”.

Publicidad:

También puedes leer: ¡Acuérdate de soltar el vaso!

Esta sacudida Hípnica, se produce cuando nuestros músculos, por lo general los de las piernas, se contraen rápidamente de forma involuntaria, casi como un tirón o espasmo, por un lado no se conoce con exactitud la razón para ello. Lo que se dice es que la perspectiva evolutiva da a entender que cumple al menos dos funciones relacionadas entre sí. La cual conserva su importancia en la actualidad.

Este despertar de forma brusca, permite vigilar por última vez nuestro entorno, brindando oportunidades que aseguran que realmente estamos dormidos, creando una respuesta similar a un sobresalto. También permite estabilizar nuestra posición corporal antes de dormir, en especial si empezamos a adormecernos en un árbol. La sacudida permite comprobar nuestros puntos de apoyos antes de entrar en la inconsciencia.

Publicidad:

La otra teoría principal es que la sacudida hípnica es un mero síntoma de que nuestro sistema fisiológico activo cede por fin, si bien en ocasiones de manera reacia, al impulso de dormir, pasando de un control motor activo y volitivo a un estado de relajación y, finalmente, de parálisis corporal.