Tucucu.com
Maduro regresa a Caracas tras su fin de semana en Cuba | Motocicleta eólica y solar el último grito de la moda verde | Dieta saludable para la tos | ¿Por qué los nativos hacían sus armas con huesos humanos? | El verbo haber como funciona | Razones para estar agradecido con su perro | El Human Bee Hive: El Rey de las abejas | Museo de Bellas Artes en Caracas luce su “peor” galería (+fotos) | Perros con ojos azules que mutilan ganado en Texas | Esta es la abuela más divertida de Internet (Videos) |

Una prueba de amor se convirtió en un lugar turístico (Vídeo)



El amor logró acrecentamientos para un hombre en Japón. Se trata de Kuroki, quien dispuso de asombrar a su querida quien por dificultades con la diabetes quedó totalmente ciega de forma inesperada.

Publicidad:

También puedes leer: El fracaso también llegó a la energía eléctrica en Venezuela

La pareja llevaba una vida tranquila y repleta de trabajos como granjeros y formando a sus hijos en Japón, pero la enfermedad llegó a su familia y les cortó varios sueños, sobre todo a ella quien ingresó en depresión ya que de ser una mujer activa, ya no lograba hacer muchas de sus cosas.

La esposa de Kuroki  no quería salir de su hogar y sentía que su vida ya no tenía sentido, estaba agobiada todo los días, por lo que su estimado decidió colocar manos en el asunto y por ello no tuvo excelente idea que proporcionar un bella sorpresa. De ese modo, se instaló a trabajar día y noche para conseguir una gran plantación de flores. Por dos años siguientes, Kuroki afanó y así creó un enorme jardín aromático en su vieja vivienda de campo, situado en la ciudad de Shintomi. En total alcanzó plantar 7 mill flores de musco rosa, lo que no solo entusiasmó a su mujer, sino que le dio un nuevo semblante a la vivienda. La convirtió en un atractivo turístico.

Publicidad:

Una manifestación de cariño tan enorme consiguió hacer que la mujer retornara a salir, y recobrara su alegría, mientras el lugar es concurrido por miles de turistas de alrededor del mundo, quienes viajan únicamente para conocer el regalo de Kuroki a su esposa.