Tucucu.com
Así lucen las calles de Saint-Lô a días del Tour de Francia 2016 | Cómo hacer compota de piña (con cáscara) | El mito de que las proteínas solo están en las carnes | ¿Cuánto tarda la luz del sol en llegar a la tierra? | Paralizada producción de Coca-Cola por falta de azúcar | Bangkok una ciudad Budista para poder vivir en paz. | Secretos de la eterna juventud | Eliminar grasa corporal sin perder masa muscular | La campaña de Karen Walker con su perro, toda una belleza | Inventan un sostén que twitea cuando lo desabrochan (+Video) |

¡Agarre dato! Para esto sirve el papel de aluminio



Con el tiempo el papel de aluminio se ha convertido en un gran aliado en la cocina, y es por eso que te diremos cómo debe dársele un buen uso a este producto.

Publicidad:

También puedes leer: La Caipiroska Thailandesa deleita los sentidos

Por si no lo sabias, este papel tiene dos lados diferentes y cada uno tiene sus propiedades, ya que se debe colocar dependiendo del uso que le vayas a dar. El lado opaco del papel aluminio es ideal para absorber las temperaturas exteriores, mientras que el lado brillante hace lo contrario, es decir, repele las temperaturas exteriores.

Saber identificar ambos lados es esencial a la hora de cocinar, debido que te puede ayudar a que la comida esté más rápida o se mantenga caliente por más tiempo. Por ejemplo, si queremos que nuestro plato se hornee de forma correcta se tiene que cubrir la comida por el lado brillante hacia adentro, esto permitirá que esté listo más rápido.

Publicidad:

El papel aluminio ocasiona que se intensifiquen los sabores de los alimentos, por ello se debe evitar condimentarlo mucho si se cocinarán con este producto. Si se desea conservar un alimento por más tiempo, es decir, congelarlo, se debe dejar la parte brillosa hacia fuera. Y si vas guardar una comida que no contiene grasa, tienes que engrasar el papel para que no se pegue.

El papel de aluminio no solo sirve para cocinar alimentos o conservarlos, sino que también se le puede dar otro uso, entre ellos recuperar el brillo de los cubiertos, limpiar y pulir joyas, afilar tijeras, fregar las ollas y proteger el horno o la cocina de la grasa.