Tucucu.com
Este profesor le prohíbe a sus alumnos hacer un truco y él se hace un experto (+Video) | La arriesgada hazaña de este youtuber que te hará sentir dolor (+Video) | La Púa: como hacer púas de 1 mm de tarjetas prepago | El bebe diabólico aterrorizando a los habitantes de Nueva York | Juan Pablo Guanipa: La dictadura quería un acuerdo para legitimar su asalto al poder | ¡Te enseñamos como! Aprende a organizar tu boda paso a paso | Reconstruyeron su rostro con ayuda de una impresora 3D | ¡San Tomé estrena video de su sencillo «Quizás»! | En mejor invento del 2018 : Inyección anticonceptiva para hombres | La banda Imagine Dragons estrena el videoclip para el tema «Thunder» |

‘Choking game’, el juego que cobró la vida de un niño de 13 años en Brasil



Gustavo Ribeiros Detter, un adolescente brasileño, de 13 años, perdió la vida mientras jugaba ‘choking game’, un juego que consiste en aguantar la respiración por algunos segundos.

Publicidad:

También puedes leer: El Pasado En El Presente! Cuphead!

El menor, que vivía en la comunidad de Sao Vicente, municipio de Sao Paulo, se encerró en su cuarto para jugar, en donde se colgó en una horca que improvisó con una cuerda y para cumplir el reto suspendió la respiración por varios segundos, por lo que el flujo de sangre que llega al cerebro se redujo y perdió el conocimiento.

La distracción que terminó en un fatal episodio, fue transmitido en vivo y presenciado por tres amigos que lo veían en línea. Los amigos que observaron el desafío y tras darse cuenta que el juego se había pasado de los límites, alertaron a una prima del joven que se encontraba en la habitación de al lado.

Publicidad:

Ribeiros Detter fue encontrado por sus familiares con la soga en el cuello y fue llevado al hospital con signos vitales, sin embargo, horas después falleció a causa de que su cerebro no resistió a los minutos en que quedó sin oxígeno.

Un tío del niño informó a la Policía que revisó el historial de juegos por internet y los mensajes que intercambiaba con sus amigos, descubriendo que el joven había aceptado el desafío mortal en ocasiones anteriores.