Tucucu.com
¡Descubrió ser adoptada por Facebook! | Hugh Hefner será enterrado junto a la conejita que lo convirtió en un magante mediático (+Foto) | ¿Como curar una herida rápidamente sin entrar en pánico? | Decibellico estrena su primer EP, Más Vida, en descarga gratuita | Lista de Proteínas que se pueden consumir en la dieta | Modelos de teléfonos móviles que dominaran el mercado en 2017 | Diez trucos que no conoces de WhatsApp | Crecidas de río repentinas que aterrarán a cualquiera | Mas del 44% de la población joven en Japón son virgenes. | El nuevo Jeep Compass 2017 más que un auto una joya (Fotos) |

Un oficial de la ciudad de Granbury en Texas salvo a un niño de 3 años con RCP



El video que anda los Estados Unidos. Fue mostrado en el popular programa Good Morning America, de la cadena ABC. Y recibió, en escasas horas, millones de reproducciones en las redes sociales. Se trata del instante exacto en que un oficial de la Policía de la Ciudad de Granbury, Texas, emplea reanimación cardiopulmonar (RCP) sobre un niño de tres años en un local de Kentucky Fried Chicken.

Publicidad:

También puedes leer: El fracaso también llegó a la energía eléctrica en Venezuela

El héroe, reconocido por las autoridades y la comunidad de Granbury, es el oficial Chase Miller, quien reconoció a un llamado al 911 el pasado 12 de octubre, cuando se hallaba en su patrulla cerca de la zona. De inmediato, el hombre se destinó hasta el local de comidas rápidas e asemejó a la madre del niño quien esperaba el salvamento en el estacionamiento del lugar.

La cámara del automóvil de Miller grabó toda la escandalosa escena, donde logra verse a Bethany Hoover llorando y con su chiquillo hijo Brayden Geis en brazos, sin inhalar. De inmediato, el agente tomó al niño, lo posó sobre el piso y emprendió con su tarea de resucitación.

Publicidad:

Por la mañana, Brayden había mostrado sospecha de temperatura. Durante el minuto en que estaban en el local de comidas el niño estaba jugando, hasta que emprendió a llorar. Su madre le proporcionó un ibuprofeno. Sin embargo, estaba exageradamente caliente. Estaba a la mira una convulsión febril. Cuando lo llevó en la parte exterior para tomar algo de aire, apreció que los brazos del niño se habían debilitado. Algo estaba verdaderamente mal. Fue allí cuando John Geis, el padre, llamó al 911.

Al llegar, Miller emprendió a aplicarle sus conocimientos de RCP. Pero no fue bastante. En aquel momento, pidió al padre que prolongara con los masajes en su pecho, mientras él buscaba una máscara de oxígeno en su patrulla. Al volver, se la colocó y extendió con la reanimación. Dos minutos después, Brayden dio reseñas de vida. El policía se había transformado en héroe y había conseguido revivirlo.

bebe1 descarga-1