Vecina se queja por ruidos sexuales

Jenna Levine, una estudiante de 19 años de la Universidad de Syracuse, resolvió quejarse de sus vecinos porque hacían mucho ruido cuando ejercían sexo. Una noche que no podía dormir resolvió escribir una carta a sus vecinos avisándoles de su malestar.


En la carta, que consecutivamente subió a su Twitter, la joven se dirigió muy educadamente a sus vecinos de la consecuente manera: “Hola vecinos. Por favor tened sexo un poco más bajito por favor. Algunos estamos intentando dormir y no que nos recuerden lo solos que estamos. Sentiros libres de hacer el amor todo lo que queráis, pero por favor, hacerlo sucio pero a un volumen más bajo. Gracias”.



También puedes leer: Conoce el colchón que revolucionará la forma de dormir (+fotos)

La nota le introdujo por debajo de la puerta de sus vecinos en la habitación 338. Lo que nunca esperó es que sus vecinos manifestaran.


Jenna se sorprendió al toparse que sus vecinos le habían metido por debajo de su puerta una tableta de chocolate adyacente a una nota de disculpa que decía lo siguiente: “Querida vecina. Sentimos mucho lo que ha pasado, no me di cuenta de lo ruidosa que estaba siendo. A veces tener sexo ruidoso está bien pero es a tu costa y por eso te pido perdón. Espero que esto no haya estado pasando muy a menudo y gracias por tu divertida carta. Intentaré hacerlo sucio a un nivel mucho más bajito y no te preocupes, no estás sola para siempre. La persona correcta vendrá cuando tenga que venir. Yo estuve soltera 18 años. Lo siento. Habitación 338”.


 



About the Author

Omar Gonzalez

Periodista, locutor y diseñador gráfico.