Tucucu.com
CANGREJO ESCAPA con cuchillo de restaurante | “Nicolas Maduro es Colombiano” el documental de Caracol (Video) | Geoge Michael se suicido, asegura su novio Fadi Fawaz. | ¿Te imaginas a Siri en modo mujer celosa? | Ortografía: ¿Cómo se escribe conmigo o con migo? | Cocodrilo surfea sobre un manatí. | Jugo para prevenir o disminuir las manchas en la cara o el cualquier parte del cuerpo | Alirio Infante pinta desde el imaginario de los niños | J Balvin y Cristiano Ronaldo juntos | La banda ARRECHO a estrenado en formato acústico el tema «ESPEJOS» |

Matriculas originales son subastadas por mas de 47.000 dolares.



El Departamento de Transportes organiza una popular y curiosa subasta de nombres.

Publicidad:

También puedes leer: La campaña de Karen Walker con su perro, toda una belleza

Al llevar un automóvil con matrícula personalizada que diga, sencillamente, Beatles, le ha costado a un ciudadano de Hong Kong 47.000 dólares en una curiosa subasta organizada en la ex colonia británica.

“Estoy muy emocionado. Estaba dispuesto a pagar hasta 130.000 dólares porque tienen muchos seguidores en el mundo. Así que me parece un precio razonable”, expreso el satisfecho comprador, apellidado Chan.

Publicidad:

Otras matrículas vendidas con éxito ha sido Gundam, en honor al robot gigante que protagoniza una serie japonesa de dibujos animados, Hahahaha, en alusión a la onomatopeya de la reise, y Cgartime. Esta última fue obtenida por una joyera de 41 años quien explicó: “Cgar significa privado (en cantonés). Quiero tiempo para mí. Pero además Cgar se puede leer como puro (en inglés). Soy una gran fans a los puros”.

La idea de la  subasta viene del Departamento de Transportes de la región administrativa especial china, y se ha transformado en una actividad entre los ciudadanos.

Antes de la subasta, los interesados llegan a registrar una propuesta de nombre a cambio de un depósito de 640 dólares, pero a la hora de la verdad, los que pagan más son los que se llevan las matrículas.

Eso le ha pasado a Andy Szeto, un dibujante de cómics de 40 años, que ha perdido la oportunidad de conducir un vehículo con su personaje favorito de dibujos animados, el robot Gundam, ante la fuerte pelea de otro aficionado que pagó 14.000 dólares.