Tucucu.com
Messi y su novia ya pusieron fecha a su boda. Entérate aquí | ¡Se vuelven a burlar de Donald Trump! Mira quien lo hizo esta vez | Autos inteligentes tendrán herramientas como Oficce muy pronto | Esta bailarina de ballet rompe con todos los estereotipos y es una celebridad | El edulcorante 0 calorías que en realidad te hace engordar | De la ficción y la fantasía llego la aeromoto | ¿Sabes de qué está hecho nuestro cuerpo? | Capriles rechazó “carnet de la patria” por considerarlo un instrumento de chantaje político | El TEASER de PETER DINKLAGE creado por COLDPLAY | Aerolinea coreana utiliza armas de descargas eléctricas para controlar peleas durante vuelos |

Tips para saber si eres una pareja tóxica o tienes una pareja tóxica.



Aceptar la situación duele. Se obliga ser valiente y tener coraje para pensar que la molestia eres tú. Pero no todo está perdido ni todas las relaciones viven destinadas al chasco, sólo es asunto de descubrir las contraseñas de alerta y cambiar ciertas conductas para no caer de nuevo en una relación tóxica.

Publicidad:

También puedes leer: El fracaso también llegó a la energía eléctrica en Venezuela

Jamás asumes el compromiso: En una relación eternamente tendrá discusiones; lo significativo es saber remediarlas. Si eres una persona a quien no le gusta acceder o admitir el compromiso de la situación, a la sazón estás en un inconveniente. Nadie es perfecto, y es permitido equivocarse. Te obligas a instruirse a descubrir cuanto parte de la culpa es tuya y asimismo a pedir perdón por ello.

Evades la confrontación: La excelente manera de remediar un conflicto es conversándolo. Si te niegas a hacerlo y optas simular que no pasa nada, en aquel momento algo anda mal. Romper tus sentimientos y decir lo que te molesta es dificultoso, pero es necesario para solucionar los problemas. Sé honorable y siempre enfrentar la situación con valentía.

Publicidad:

Yaces reflexivo de que dañas al otro: El peor instante detrás de una discusión, es cuando te das cuenta que terminas de lastimar a la persona que tanto amas. Registras arrepentimiento y el dolor es igual o mayor al que terminas de hacer, pues revelas que en la relación sí vive una persona tóxica y eres tú.

Cambiaste a tu pareja: Cuando ambicionamos una relación, tratamos de que sea con una persona que nos admita tal y como somos; que no ambicione cambiar nuestros gustos y a pesar de echar de ver nuestros defectos, se quede.

Faltas a tu pareja: Tu pareja eternamente tiene la culpa de todo. Si alcanzó llegar tarde, lo culpas por impuntual; si te hace fastidiar, lo culpas por tener ese carácter; si olvidó algo, lo culpas por su mala memoria. No alternas de concebir las situaciones ajenas a él, es su culpa y no hay más. Si en algún momento te exige algo, hallas la manera de cambiar los papeles.