Rompió obra de arte en Museo de Lisboa por tomarse un selfie



Por tomarse una fotografía, un turista brasilero derribó una escultura del siglo XVIII del arcángel San Miguel expuesta en la sala de Pintura y Escultura portuguesa de la tercera planta, en el Museo Nacional de Arte Antiguo de Lisboa.

También puedes leer: Obama inicia la Navidad al ritmo de villancicos

El visitante, quien usaba un teléfono celular para fotografiar las imágenes, caminaba de espaldas mientras tomaba una foto otra obra expuesta en la misma sala cuando golpeó involuntariamente la talla de madera. No obstante, otras testigos afirman que el turista rompió la figura del Santo al intentar hacerse un selfie.


El arcángel San Miguel perdió sus alas y las plumas del casco militar por el impacto. El museo informó que la recuperación de esta obra escultórica perteneciente al barroco tardío es posible y para ello constituirá un equipo multidisciplinar para proceder a su correcta reconstrucción.

La obra fue ejecutada en Lisboa entre 1765 y 1790 en madera de enebro dorada y policromada, mide 195 centímetros y tiene los ojos de cristal. En 1922 se incorporó al museo lisboeta, procedente del Real Colegio de San Patricio de clérigos irlandeses.

La entrada al museo es gratuita el primer domingo de cada mes y por esta razón el número de visitantes es mayor, lo que motivó que la sala estuviese más llena de lo habitual en el momento del accidente.


montaje-estatua-lisboa-k09e-620x349abc

Loading...
Deja tu comentario
Cache fecha: 17-04-2018 11:14:35