Tucucu.com
¿Qué significado tiene soñar con un accidente? | Mujer ha sido enviada a investigaciones por mantener relaciones sexuales con un niño de 15 años. | ¿La Coca-cola un instrumento de belleza? (Video) | Una Cacatúa rockera que disfruta de «Another One Bites The Dust» | Un meteorito de color verde captado en India.(Foto) | El día más triste de Gandalf del Señor de los Anillos | Consumir alimentos tostados puede causar cáncer | Cómo hacer un nudo a tu corbata en 8 pasos | Sesión de fotos gay de Ken y su novio Steve | Sepa qué venezolano fue nombrado “Mejor Jugador” de la Copa Libertadores 2016 |

¡Cuidado! Las fresas también pueden dar reacciones alérgicas



Conocidas por ser una deliciosa fruta, las fresas son un gran alimento cargado de numerosos nutrientes en beneficio de la salud por su alto nivel de antioxidantes, las cuales contribuyen al proceso desinflamatorio, sin embargo, a pesar de tener grandes propiedades, pueden generar reacciones alérgicas.

Publicidad:

También puedes leer: Almuerzo súper saludable y fácil de preparar

Aunque es un alimento recomendado por los nutricionistas para contribuir a una buena dieta, las fresas pueden causar los síntomas de la alergia, detonando una erupción cutánea.

Dicha alergia puede generarse, por una hipersensibilidad a las proteínas que se encuentran en la fruta, cuando se consumen, el sistema inmunitario reacciona a las proteínas y la ataca creando anticuerpos IgE, los cuales entran en la sangre y causan que las células a lo largo del cuerpo liberen histamina una hormona que produce irritación e inflamación de los tejidos blandos, tales como los senos, pulmones y la piel.

Publicidad:

laergia-fresas

Una primera reacción al consumo de fresas puede no provocar síntomas alérgicos violentos, sin embargo puede dejar una huella en el organismo que puede generar futuras reacciones manifestándose en la dilatación de los vasos sanguíneos, secreción fluida y espasmo muscular.

En este sentido, una de las mejores maneras de evitar cualquier tipo de reacción es evitar comer la fruta, incluso las que han sido sometidas a procesos como en el caso de las mermeladas