Tucucu.com
Cuidado con el azúcar que «bebes» | Repelente casero para evitar la chikungunya | MUD se levanta de la mesa de diálogo y llama a los venezolanos a pedir elecciones | ¿No sabes cuándo usar labial rojo? ¡Aprende con este post! | Cómo puedes eliminar esos vellos de forma natural | Mitos del cerebro humano que tal vez creías reales | Estos son los siete pecados sociales según Mahatma Gandhi | ¡OMG! Este es el nuevo rostro de belleza de Maybelline | Deliciosas bebidas para quemar grasa en el cuerpo | Enroque militar: Los nuevos ministros y presidente de Pdvsa que nombró Maduro “para dar la batalla” |

¡Insólito! Hombre con VIH+ tuvo sexo con niñas pero va a prisión por acostarse con viudas



Un hombre de 45 años de edad en Malawi, que fue contratado para tener relaciones sexuales con al menos 100 niñas y sin protección, irá a la cárcel, no por este delito, sino por violar la dignidad de viudas al participar en un ritual de limpieza sexual.

Publicidad:

También puedes leer: El fracaso también llegó a la energía eléctrica en Venezuela

Eric Aniva, conocido como el «hombre hiena de Malawi», fue arrestado en julio por una orden del presidente de ese país, Peter Mutharika, tras el escándalo internacional que se generó a partir de una entrevista que dio a la BBC sobre el hecho de tener sexo con niñas.

No obstante, como ninguna de las niñas testificaron en su contra, Aniva solo enfrentó una acusación por tener relaciones sexuales forzadas con mujeres que habían enviudado recientemente.

Publicidad:

En algunas regiones de este país al sureste de África, es tradición que las niñas tengan relaciones con un trabajador sexual, conocido como «hiena», una vez alcanzada la pubertad, al cual sus padres le pagan a estos hombres entre US$4 y US$7 por sesión.

Los ancianos de los pueblos no consideran este acto como una violación, sino como un ritual de «limpieza», el cual marca su paso de la infancia a la edad adulta.

Aniva, quien fue detectado portador del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), confesó que tuvo sexo con al menos unas 100 niñas, algunas de tan solo 12 o 13 años, y sin tener protección.