Tucucu.com
Jamás creerás que Bear Grylls y Sportacus de Lazy Town son el mismo | Niños luchan con una serpiente para salvar a un perro del ataque de una serpiente | Historia de terror: la señora de los gatos de Catia | Johan Escalante un tachirense que apuesta al éxito | La Pandilla de los 7, mira todo sobre esta serie | ¡Atroz! La acusaron de adulterio y este fue el castigo | Le legendario tema «Malagueña Salerosa» interpretado por la banda Avenged Sevenfold | ¿Qué es el ébola? | En China empezaron a televisar la salida del sol | En una granja hay un gallo totalmente negro (+súper extraño) |

La voz de Freddy Mercury sigue vibrando a 25 años de su muerte


El 24 de noviembre de 1991, dos días antes de comunicar oficialmente que padecía de SIDA, murió Freddy Mercurí, un exponente de la música desde los años 60’ hasta los 90’, marcando un hito en la escena artística por su estilo y sobre todo por su potente voz, que 25 años después de su desaparición física, sigue vibrando en todo el mundo.

Publicidad:

También puedes leer: El fracaso también llegó a la energía eléctrica en Venezuela

Mercurí de nacionalidad británica, tenía una voz única, superior e irrepetible, capaz de emplear subarmonías, lo que le permitía hablar durante hacía uso de esta técnica., usualmente cantaba con el registro de tenor, con algunos compases que va de un genuino tipo rock grutual al tierno y vibrante tenor. Con ese derroche de talento fue capaz de batir record en todas sus presentaciones.

Sin embargo, todo ese talento catapultado en la exitosa banda de rock inglesa, Queen, es lo que lo hace merecedor de ser una de las estrellas en ese género más respetadas y de mayor influencia. Por lo que después de su muerte, la casa de Mercury en Kensington, Londres, se convirtió en un punto de peregrinaje para los fans.

Publicidad:

Mercury era el dueño del escenario, tanto que desde que fue día diagnostica con esta enfermedad, sin embargo, nada le hizo desistir de su deseo de aparentar normalidad y seguir trabajando hasta el último aliento. No desmalló y continuó con sus presentaciones, al mejor estilo de “The Show Must Go On”, o el “Show debe continuar”.