Tucucu.com
La historia detrás de «El Conjuro» y el espanto de Rhode Island | EL guitarrista de Exodus y Slayer GARY HOLT le agradece a KIRK HAMMER por enseñarle a tocar la guitarra | Revelan video de Paul Walker antes de morir en el trágico accidente | Convierten a Gerard Piqué en Zombie por un día #zombiefan | Peinados que querrás para tu mascota cuanto antes | ¿Que son los ESports? Averígualo!! | Estas aburrido de tu día juega jenga con tu gato | Encontraron dos momias de la época prehispánica en Perú | Aprende a preparar unas deliciosas empanadas de guayaba (+Receta) | ¡A tomar previsiones! Florida se prepara para recibir a Matthew |

La voz de Freddy Mercury sigue vibrando a 25 años de su muerte



El 24 de noviembre de 1991, dos días antes de comunicar oficialmente que padecía de SIDA, murió Freddy Mercurí, un exponente de la música desde los años 60’ hasta los 90’, marcando un hito en la escena artística por su estilo y sobre todo por su potente voz, que 25 años después de su desaparición física, sigue vibrando en todo el mundo.

Publicidad:

También puedes leer: El fracaso también llegó a la energía eléctrica en Venezuela

Mercurí de nacionalidad británica, tenía una voz única, superior e irrepetible, capaz de emplear subarmonías, lo que le permitía hablar durante hacía uso de esta técnica., usualmente cantaba con el registro de tenor, con algunos compases que va de un genuino tipo rock grutual al tierno y vibrante tenor. Con ese derroche de talento fue capaz de batir record en todas sus presentaciones.

Sin embargo, todo ese talento catapultado en la exitosa banda de rock inglesa, Queen, es lo que lo hace merecedor de ser una de las estrellas en ese género más respetadas y de mayor influencia. Por lo que después de su muerte, la casa de Mercury en Kensington, Londres, se convirtió en un punto de peregrinaje para los fans.

Publicidad:

Mercury era el dueño del escenario, tanto que desde que fue día diagnostica con esta enfermedad, sin embargo, nada le hizo desistir de su deseo de aparentar normalidad y seguir trabajando hasta el último aliento. No desmalló y continuó con sus presentaciones, al mejor estilo de “The Show Must Go On”, o el “Show debe continuar”.