¡Por descuidada! Ratas gigantes se comieron a una niña en Sudáfrica



La madre de una niña, de apenas tres meses de vida, se fue a bailar a una fiesta y dejó a la bebé sola en la casa. Lo que no se imaginó nunca sería con la espeluznante sorpresa que encontraría al regresar. La niña fue comida para las ratas gigantes que nacen en África.

El suceso ocurrió en el municipio de Katlehong, en Johannesburgo, Sudáfrica. Las ratas de gran tamaño, que pueden alcanzar la corpulencia de un perro mediano, se comieron viva a la niña.


La madre de 26 años,  al llegar con su nuevo novio a las 6:30 am, encontró los restos de su bebé sobre la cama.

En un principio la mujer dijo que la niña había muerto quemada, pero los vecinos, que habían acudido momentos antes, explicaron que su lengua, ojos y dedos habían sido comidos con estos gigantes animales. Además había partes de su cuerpo que faltaban, y tenía mordeduras y heridas que fueron infligidas por los dientes afilados de las ratas.

Testigos incluso comentaron que la mujer se había llevado con ella a la fiesta al hermano gemelo de la bebé, también denunciaron que en esa zona de la ciudad existen muchísimas ratas y que la madre solía dejar a los niños solos continuamente para salir de fiesta, mientras que estos se quedaban llorando hasta que se dormían.


Ante este hecho de descuido, la policía local arrestó a la madre por negligencia infantil.

Visitas:

Loading...