Una luchadora holandesa de kickboxing, que no estaba al corriente que estaba embarazada, tuvo el parto de su hija inmediatamente después de una lucha.

Se trata de Pamela Vugts, de 17 años, el cual fue llevada al hospital cuando emprendió a perder sangre al día siguiente a su participación en la gala de kickboxing de la ciudad de Den Bosch, Países Bajos. Los médicos le avisaron que tenía un embarazo de siete meses y al siguiente día dio a luz a su hija por cesárea.


Lo más extraordinario de todo es que ni Pamela ni sus padres conocían acerca de su embarazo, aunque la balanza mostrara 3,5 kilos de sobrepeso antes de su pelea. Su padre Cor testificó que “ella siempre ha sido un poquito pesada. Y como seguía teniendo su período menstrual, pensamos que sólo estaba subiendo de peso”.

1400802792-5

Visitas:

Loading...

Una luchadora holandesa de kickboxing, que no estaba al corriente que estaba embarazada, tuvo el parto de su hija inmediatamente después de una lucha. Se…