Tucucu.com
La Página Web Más Pequeña del Mundo | Sigue estas 5 recomendaciones para prevenir el cáncer de piel | 5 “hoteles de amor” para disfrutar tu luna de miel | La leyenda del Silbón Leyendas de Venezuela | Las 5 reglas de oro de la vida! | 37 años de Highway to Hell de AC/DC | Día de la Hipertensión Arterial | Sabes donde puedes conseguir los antioxidantes | Nueces caramelizadas con miel (+receta) | Ya le diste una contraseña a tus hijos, NO ESPERES MÁS |

¡No lo podrás creer! Su esposo la llamaba “vaca” y mira lo que consiguió


En ocasiones solemos ser crueles con personas que, según nosotros, no cumplen con ciertos estereotipos de belleza. Para ser más claros, somos duros con aquellos que sufren obesidad o simplemente tienen unos kilitos de más, cuando lo único que estamos haciendo en afectar su autoestima y convirtiéndonos en seres miserables.

Publicidad:

También puedes leer: Recetas caseras contra las envidias y las malas vibras

Afortunadamente hay personas que utilizan toda esa frustración y violencia psicología en algo positivo y deciden cambiar su vida para siempre, no para darle gusto a quienes las humillaron sino para ser fuertes y mejorar sus condiciones de vida.

Eso fue lo que hizo Betsy Ayala, quien desde los 13 sufrió discriminación por pesar de más. En ese momento solo podía controlar la ansiedad comiendo más, lo que empeoraba su salud física y mental, a tal punto que cuando llegó a la universidad pesaba 95 kilogramos y después tener a su primera hija Isabela, en 2013, aumentó a 118.

Publicidad:

goda1

Fue una época difícil porque cayó además en depresión postparto. También descubrió que su esposo, con quien tenía una relación desde hace 14 años, le era infiel con una compañera de trabajo.

 “Lo descubrí a través de unos mensajes que leí en su Facebook, donde me llamaban ‘vaca’… Mi mundo entero se vino abajo. Él siempre me decía que me veía bien o trataba de hacerme comer comida chatarra todo el tiempo… Estaba tan devastada cuando leí esos mensajes… Era casi como si me hubiera permitido o quería que me quedara así”.

Betsy sacó las fuerzas necesarias para no derrumbarse al darse cuenta de que su propio esposo de burlaba de ella, por lo que optó mejorar su vida para siempre. Empezó a tomar clases de zumba en compañía de su hermana, luego a correr y a levantar pesar. Cambió sus hábitos alimenticios e inició una dieta alta en proteínas. Todo el esfuerzo le permitió adelgazar 46 kilos. 

gorda2

 “Soy una persona completamente diferente, tanto por dentro como por fuera. Soy más feliz, más segura y más positiva. Sé que soy capaz de mucho y estoy muy contenta de ser un buen ejemplo para mi hija”.

Esta hermosa joven cambió completamente su vida, incluyendo su esposo a quien después de varios meses perdonó.

gorda3