Un estudio científico arrojó como resultado que las hormigas se orientan en el espacio gracias a múltiples representaciones y memorias que ponen en juego una transferencia de información entre varios sectores cerebrales.

También puedes leer: Tener una mascota para perder peso

El Centro Nacional Francés de Investigaciones Científicas (CNRS) descubrió que las hormigas utilizan al menos tres tipos de memoria para orientarse y se sirven de referencias terrestres y estelares para guiarse cuando marchan hacia atrás.


La investigación permitió saber que para dirigirse de un lugar a otro, las hormigas centran las direcciones en el mundo exterior y no de manera tan egocéntrica como anteriormente pensaban los científicos.

La hormiga es capaz de memorizar la ruta, la nueva dirección a seguir y cómo recuperar por ejemplo un trozo de galleta, además se guían a través de los cuerpos celestes cuando se desplazan marcha atrás. Son capaces de mantener una trayectoria rectilínea.

Visitas: