Un sacerdote en Estados Unidos fue acusado y apresado por repartir galletas entre sus feligreses, pero no cualquier galleta, sino que esas estaban elaboradas con marihuana.

También puedes leer: Tony Stark nos deja unos consejos excelentes para toda situación que se te presente

Jones de 74 años, padre de  una iglesia en Bloomimgton (Indiana), después de la misa, repartió entre los asistentes en la homilía unos bizcochos que él mismo había preparado.


En principio nadie se había dado cuenta, no obstante, el ingrediente extra fue descubierto luego que algunos de los que la habían comido terminaron hospitalizados con síntomas de hipertensión arterial, ansiedad, letargo y paranoia.

En un primer momento, el padre confesó a la Policía que sí había repartido dicho dulce pero no que había incluido como ingrediente la marihuana.

En el proceso de investigación, la Policía consiguió una orden para entrar a su casa. En su interior descubrieron una botella que contenía unas cápsulas y tras los análisis, dieron positivo en las sustancias que caracterizan a la marihuana.

Publicidad:

También puedes leer: ¡Insólito! Delincuentes roban un auto con un niño adentro y lo dejan en su escuela
Visitas:

Un sacerdote en Estados Unidos fue acusado y apresado por repartir galletas entre sus feligreses, pero no cualquier galleta, sino que esas estaban elaboradas con…