Tucucu.com
Cómo ahorrar agua con un pote plástico en casa | Cuánto dura la gestación de un perro | ¿Has sufrido un bloqueo cardiaco? | Hábitos pocos sanos para la salud | Que harías si un telequinetico asesino te persigue | ¿Sabes cuándo usar «por qué» y «por que»? | Snapchat y sus lentes inteligentes en el mercado llamados Spectacles. | ¡Así de fácil! Aprende a cocinar un delicioso arroz frito con pollo y huevo | El grupo EA celebra sus 20 años con gira internacional | Los que usaron frenos tendrán cáncer en 20 años, mira por qué |

Una respuesta que recibió un docente en un examen. ¡Historia sorprendente!



Alfonso Méndiz, un profesor universitario de Publicidad, ha divulgado en su cuenta de Facebook una fabulosa respuesta de examen que obtuvo emocionarlo.  Como explica el propio Méndiz, es «el mejor examen que he corregido nunca», contrariamente de que la respuesta no tiene nada que ver con el temario de Historia y Teoría de la Publicidad. 

Publicidad:

También puedes leer: Palabras cultas: qué significa desasnar

«Hoy he corregido los exámenes de Publicidad, y uno de ellos me ha emocionado. En vez de la respuesta a 4 grandes preguntas, me he encontrado con un examen titulado ‘La suerte no existe’. Es la historia de dos amigos, Catalina y Luis, que tuvieron la fortuna de hallar la semilla de un trébol de 4 hojas, la única flor con poderes mágicos», emprende a contar Alfonso.  La actitud de ambos fue muy distinta. «Mientras Cati la cuidaba durante los 100 días de su gestación, Luis se pasó los primeros 99 días de festejo en festejo. No dedicó ni un instante a pensar en el trébol. Con el paso de los días, inclusive llegó a olvidar la suerte que había tenido.

Al amanecer del día 100, ocurrió lo querido. Cati cosechó un precioso trébol de 4 hojas, que le otorgó poderes mágicos. Por el inverso, Luis cosechó el mayor suspenso de toda su vida. Pobre Luis. Aprendió la lección, pero nunca más tendría la oportunidad de cosechar el trébol de 4 hojas en el día en que debería haberlo hecho. Y es que la suerte sólo existe si haces que exista», extiende. Para finalizar el texto, el alumno en cuestión ratificaba lo evidente: no había estudiado para su examen: «Te pido perdón y me pido perdón por este suspenso, Alfonso. No he estudiado lo suficiente, y tampoco he querido contestar barbaridades. Espero que, al menos, hayas pasado un buen rato». 

Publicidad:

La publicación cuenta con más de 800 reacciones en Facebook y ha sido comunicado en más de 250 ocasiones. Aún, el profesor reconoce haberle «puesto un ‘1’ por el rato agradable que me ha hecho pasar, y sobre todo, por haber aprendido esa lección».  En extremos comentarios, Alfonso Méndiz reconoce que no puede «premiar la falta de estudio», pero que sí desea «ponerle Matrícula en la segunda convocatoria».