Tucucu.com
El animal más adorable del mundo | Mira estos modelos de baños eficientes (+fotos) | Galería: 13 Nombres de marcas para que los pronuncies bien | Cuarto Magno con el VideoClip «Shock» | Escarrá Denunció Que Su Familia Es “Víctima De Amenazas En El Imperio” | Tatuajes programables que se pueden cambiar a voluntad! | 10 bandas del Rock/Metal OLVIDADAS Vol. 1 | Beneficios de la naranja para tu hijo | Denuncian que “avión presidencial” salió para La Habana anoche | Crean un espectacular robot andador |

Una verdadera historia de amor. Debes leerlo.


Jessica Sharman, una británica de 20 años de edad, soportó en marzo del año pasado un ataque de epilepsia mientras viajaba en un tren con su madre. Cuando recobró la consciencia, la joven británica no podía recordar nada. «Mi madre comenzó frenéticamente la excavación de fotos de nosotros en su teléfono para tratar de refrescarme la memoria, pero no podía reconocer a mis parientes. Y accedí a casa a volver con ellos», ha reconocido Sharman al diario británico The Sun.

Publicidad:

También puedes leer: El fracaso también llegó a la energía eléctrica en Venezuela

«Mi madre me puso una mano en la rodilla y yo me sentí rara al ser tocada por una extraña. (…) Cuando llegamos a mi casa no la reconocía. Mi madre me acompañó a recorrerla, pero no recordaba», alarga la joven en su testimonio.

Trastornados por el estado de salud de su hija, sus padres acudieron a un centro neurológico en Londres. Los médicos le diagnosticaron una amnesia incitada por el ataque epiléptico, enfermedad que, la joven, padecía desde los 14 años, pero que nunca le había producido pérdidas de memoria.

Publicidad:

Sharman se afrontó entonces a uno de sus mayores retos: reconocer a su novio Rich, de 25 años. «No sabía porque se comportaba como si estuviera enamorado de mí», confiesa la joven. Incómoda con la presencia de su olvidada pareja, Jessica intentó romper la relación, pero Rich le afirmó que le ayudaría a recordar que un día estuvieron enamorados.

Rich emprendió a llevarla a los sitios donde antes paseaban juntos, a cenar a los mismos restaurantes, ha reírse de las mismas bromas. Decidió conquistarla de nuevo. Con el paso de los días y ante la dulzura del joven, Jessica cayó, de nuevo, rendida en sus brazos.

Una historia de amor que, seguramente, Sharman no olvidará jamás.