Guðni Th. Jóhannesson, presidente de Islandia, proporcionó una charla con estudiantes en la ciudad de Akurey cuando dijo su opinión sobre la presencia de la piña en las pizzas.  El máximo gobernante de Islandia estaba respondiendo a diferentes preguntas cuando uno de los alumnos allí presentes le hizo la consecuente pregunta: “¿Qué opina de la pizza en la piña?”. De esta manera el alumno partió el debate sobre esta polémica.

También puedes leer: Golpes, descargas eléctricas y abusos sexuales: Tamara Sujú relata el brutal esquema de torturas del régimen chavista

El presidente islandés, lejos de rehuir la pregunta, objetó dejando claro su discrepancia con la presencia de ese ingrediente en las pizzas. Jóhannesson afirmó que si él pudiera crearía una ley que impidiese la piña en las pizzas de todo el país.  Los medios de comunicación nacionales almacenaron las declaraciones del presidente cristianizando el asunto en una crisis presidencial. Aunque todo era una broma, el presidente se ha visto obligado a zanjar la polémica a través de su Facebook: “Me gusta la piña, pero no en la pizza. No tengo el poder para crear leyes que prohíban a las personas poner piña en su comida. Me alegra no tener ese poder. Los presidentes no deberíamos tener poder ilimitado”.


Su respuesta hizo detonar el debate sobre ésta polémica en las redes sociales donde los internautas expresaron su opinión bajo el hashtag #piñapizza haciéndolo tendencia y dividiéndose a favor y en contra de la receta.

Visitas:

Guðni Th. Jóhannesson, presidente de Islandia, proporcionó una charla con estudiantes en la ciudad de Akurey cuando dijo su opinión sobre la presencia de la piña en las pizzas. …