Una veterinaria de la ciudad australiana de Townsville le amparó la vida a una pitón que se tragó una pelota de tenis. Al creencia la serpiente confundió el objeto redondo porque olía a ranas.

También puedes leer: Golpes, descargas eléctricas y abusos sexuales: Tamara Sujú relata el brutal esquema de torturas del régimen chavista

Brian West, dueño de la casa donde se hallaba esta serpiente, resolvió llevar al animal a la Clínica de Trish Prendergast, donde después de hacerle unas radiografías le retiraron la pelota. Gracias a un masaje de unos 20 minutos, el reptil consiguió expulsar el objeto. De lo contrario el animal podía haber muerto debido a que la pelota impedía que se alimentara adecuadamente.


las imágenes son un poco extrañas cuando la vez, pero realmente es sorprendente.

Visitas:

Una veterinaria de la ciudad australiana de Townsville le amparó la vida a una pitón que se tragó una pelota de tenis. Al creencia la serpiente confundió…