Crystal Brooke Howell tenía 17 años cuando en 2014 mató a su padre, un periodista deportivo de Carolina del Norte (EE.UU), de un disparo en la cabeza mientras éste dormía la siesta. La joven ocultó el cadáver en el trastero de la vivienda que acompañaba con ocho personas más. Lo envolvió en un plástico y en un saco de dormir. Tras esto Crystal se derrochó todo el dinero de su padre y convirtió su casa en una sala de fiestas con alcohol y drogas. La joven iba diciendo que su padre se había mudado al Estado de Georgia, donde se había acabado suicidando.

También puedes leer: Golpes, descargas eléctricas y abusos sexuales: Tamara Sujú relata el brutal esquema de torturas del régimen chavista

El cuerpo sin vida del hombre fue encontrado, un mes después del suceso, por dos jóvenes que compartían la casa con la joven. 


Crystal Brooke Howell ha sido condenada a 30 años de cárcel, 25 por el asesinato de su padre y 5 años por esconder el cuerpo. 

Visitas:

Crystal Brooke Howell tenía 17 años cuando en 2014 mató a su padre, un periodista deportivo de Carolina del Norte (EE.UU), de un disparo en la cabeza mientras éste dormía la…