Tucucu.com
Comercial sobre la matanza de animales para la industria del cuero | ANGRA devela el nombre de su nuevo disco | Si estos perros inmaduros no te sacan una sonrisa, revísate (VIDEO) | ¿Por qué para los orzuelos recomiendan un anillo de oro? | Libro: Aprenda a consultar el Tarot | Trance Nuance cumple 21 años este magnífico disco titulado «Sílabas Eidéticas» | Si las princesas de Disney fueran peleadoras de Capcom | Francés realizo la vuelta al mundo en 49 días. | El humor absurdo de Wawawiwa en 26 Ilustraciones | Aprende como realizarte la Manicura Europea  |

Familia francesa desaparece inesperadamente.



La familia Troadec ha desaparecido. Pascal y Briggite Troadec, ambos de 50 años, cohabitaban junto a sus hijos Sébastien y Charlotte, de 21 y 18 años respectivamente, a las afueras de Nantes (Francia). Desde mediados de febrero nadie ha vuelto a saber nada de ellos. El matrimonio debía haberse reintegrado a su puesto de trabajo el día 20 de febrero, pero ninguno de ellos lo hizo. Asimismo, sus teléfonos móviles no dan señal y están desconectados.

Publicidad:

También puedes leer: El fracaso también llegó a la energía eléctrica en Venezuela

Fue la hermana de Briggite quien dio aviso a la Policía alterada por no tener noticia de sus familiares.  Efectivos de la gendarmería francesa se personaron en el domicilio de la familia para realizar una inspección. Aparcados fuera de la vivienda encontraron los coches de Pascal y Briggite, no así, el de su hijo Sébastien, un Peugeot 306, que el joven utilizaba para acudir a sus clases de informática. 

Una vez en el interior de la casa, nada parecía indicar que la familia había abandonado el lugar; la nevera estaba con restos de comida y la lavadora contenía algunas prendas de ropa, todavía húmeda.  Dos detalles despertaron la curiosidad de los agentes: Ninguna de las camas tenía las sábanas puestas (algunas se encontraron en la secadora) y ciertos rastros de sangre, que los agentes encontraron en diferentes partes de la casa.

Publicidad:

Según informa el rotativo Le Monde, los restos de sangre cotejados coinciden con el ADN de los desaparecidos. La Policía ha estado realizado interrogatorios en el entorno más cercano a la familia. Algunos vecinos los definen como una familia «muy discreta y distante». 

La investigación se ha centrado en los hombres de la casa. Se sospecha que tanto el cabeza de familia como su hijo pueden tener problemas psicológicos. Pascal ha sufrido episodios depresivos en el pasado y su hijo Sébastien fue imputado en 2013 por amenazas de muerte y acoso a varios compañeros de clase, pero debido a la corta edad del chico, la acusación no fructiferó. Desaparición, secuestro o asesinato son las tres hipótesis que barajan los encargados de la investigación.