Tucucu.com
Las 12 cosas que no sabías de la película «El 5to elemento» | Vidente predice la muerte del grupo de fútbol brasileño. (Vídeo) | Así suena la ballena que imita sonidos humanos | Rompió obra de arte en Museo de Lisboa por tomarse un selfie | Chávez bajó en brujo Dedor y pidió disculpa alos venezolanos | Moretones en la piel pueden ser señal de problemas | Es impresionante cómo cambia tu rostro con diferente iluminación | «Heroes», es el ultimo tema grabado por LEMMY KILMISTER | Al Sur del Lago hallado berco que perteneció a la flota del Libertador | 10 malos hábitos cotidianos que dañan el cerebro |

Un periodista come cerebro humano para un reportaje



El periodista estadounidense de origen iraní Reza Aslan, fue forzado a comer cerebro humano por un grupo de caníbales indios durante la filmación de una serie de reportajes documentales sobre la espiritualidad en todo el mundo, transmitido por la cadena CNN.

Publicidad:

También puedes leer: El fracaso también llegó a la energía eléctrica en Venezuela

Durante el episodio, Aslan visitó a un grupo de los Aghori, una secta que rechaza el sistema de casta practicado en la India. Este sistema divide a la sociedad en grupos, que van desde los sacerdotes o maestros “los brahmanes” hasta los intocables o personas que son consideradas en el mismo nivel que los perros y que realizan trabajos de bajo nivel como recoger excrementos humanos con las manos. Los Aghori creen que al quemar el cuerpo de una persona muerta y frotarse la piel con sus cenizas, el poder del fallecido pasa a su cuerpo. En tanto que el reportaje, uno de los miembros de ese grupo frotó cenizas de una persona fallecida en la cara del periodista y lo obligó a beber alcohol de una calavera y comer un pedazo de cerebro humano. Posteriormente, el reportaje tuvo un final incómodo. En una parte de la entrevista el caníbal se molestó y amenazó al periodista con “cortarle la cabeza si continuaba hablando tanto”. Después de ello, cuando el hombre comenzó a comer sus propios excrementos y lanzarlos a Aslan y a las cámaras, el periodista se vio obligado a marcharse junto a su equipo de producción.

“¿Quieren saber a qué sabe el cerebro de un humano muerto? A carbón. Estaba achicharrado”, escribió Aslan en su cuenta de Facebook y alzó una ola de críticas en su contra. Muchos usuarios de las redes sociales criticaron duramente al periodista y a su programa, pues lo consideraron como un ataque a la comunidad hindú de EE.UU. e incluso un intento de desprestigiar a los hindúes estadounidenses que votaron por Trump.

Publicidad: