Tucucu.com
Luis Chataing regresa a las pantallas con un nuevo programa | Que no debes hacer para aumentar el tráfico de tu página | Qué hacer en caso de gas lacrimógeno con tu mascota | Los diez mensajes más eróticos de WhatsApp para que caiga a tus pies al hombre que quieres | Tatro de robar un carro, lo atropellaron y después se dio un disparo. | Estos alimentos te pueden ayudar a combatir el insomnio | Adolf Hitler uno de los personajes más detestables de la historia | Un iceberg gigantesco va a la deriva en el sur de Australia | Prophets Of Rage «la banda tiene un buen futuro por delante», Tom Morello | Keanu Reeves publicó esta foto con una reflexión |

Aprende a elegir el tono de rubor perfecto guiándote por tus labios


Como a las mujeres nos encanta lucir siempre hermosas, el maquillaje es uno de nuestros mejores aliados para lograrlo, por eso escoger los colores correctores, de acuerdo al tono de nuestra piel, es sumamente importante. Un tips que seguramente no sabías es que nuestros labios pueden ser nuestro mejor guía para escoger el rubor perfecto.

Publicidad:

También puedes leer: 15 tutoriales de peinados para chicas con cabello largo ¡Los amarás!

La maquillista profesional te da unos consejos para ello y aquí te decimos cuáles son:

Ponte frente al espejo y ve el color interno de tu labio inferior. Esta será tu guía para encontrar el tono de rubor indicado para tu color de piel.

Publicidad:

No todo está dicho

Sin embargo, no tienes que gastar tu vida buscando por todas partes el tono indicado. Puedes jugar con los colores, pero para un look impactante trata de que sea el que va con tu color de labio y acentúalo en tus mejillas.

Consejos para aplicar el rubor correcto

Esto dependerá de la forma de tu rostro, pero existen algunos consejos generales:

1.- Necesitas una brocha de tamaño medio a pequeño para aplicarlo correctamente.

2.- El pincel no debe estar muy cargado con el colorete.

3.-  Aplícalo desde el hueso del pómulo hacia la mandíbula, realizando un movimiento circular a medida que aplicas el rubor.

4.- Retira el exceso y difumina el rubor para que no se note la línea de la aplicación. Recuerda que debe dejar la impresión de algo ligero, no de que pareces un camarón.