Tucucu.com
Sabías que la pasta de jugo de tomate puede reducir tus ojeras | Hombre fue comido por un tiburón y quedo grabado en vídeo | ¿Fiesta de boda o viaje por todo el mundo? Averigua lo que decidió esta pareja | ¡Conmovedor! Esto fue lo que escribió un niño con Asperger | Hallada una «sirena» muerta en las playas de Veracruz, México | Descubren extraña esfera metálica en el Reino Unido | Pareja tuvo sexo en las cabinas de cajeros en un banco en Mexico. | General Juan Vicente Gómez el padre de Lósif Stalin | Trío en un hotel se salen por la ventana para no pagar (video) | Todas las efemérides, fechas patrias, aniversarios y conmemoraciones de Venezuela |

Cuatro reglas de etiqueta de peluquería que toda mujer debería conocer



Para muchas mujeres en el mundo lucir hermosas es algo primordial, por lo que siempre apartamos un tiempo para ir a la peluquería y consentirnos un poco. Pero, cuando nos convertimos en una clienta frecuente en algún salón de belleza donde nos arreglamos las uñas de las manos y de los pies o para mantener nuestro cabello, existen ciertas normas de etiqueta que deberías saber.

Publicidad:

También puedes leer: ¿Has sufrido de un latigazo en la cervical?

Aquí te decimos cuáles son:

Servicio con propina

Pues, sí. No es solo para el mesonero que te atendió en el restaurante. Se da propina porque estás solicitando un servicio y no estás comprando un producto. Por lo general, deberías dar el 15 % del monto de la factura.

Publicidad:

Ducha y afeitado

Esto es especialmente cuando vamos a un spa de uñas. Una de las normas de etiqueta es llegar recién bañadas a estos sitios y llevar unas sandalias en el bolso. Otra cosa que no se te debe olvidar por nada del mundo es afeitarte las piernas.

Resfriados

Si tienes síntomas de gripe o resfriado, lo mejor es que evites ir a estos centros de belleza, ya que podrías contagiar a tu estilista y eso es lo menos que querrá.

Despégate del celular

No está mal si tienes que responder una llamada o enviar un mensaje, pero no agobies a tu estilista tomándote fotos a cada rato, porque así le haces perder su tiempo.