Tucucu.com
Encontraron dos momias de la época prehispánica en Perú | Usar edulcorante artificial es 200 veces más dulce que el azúcar | Relámpago del Catatumbo conoce más de su historia | ¿Sabes cómo se forma un Halo solar? | ¿Te gusta usar hilo? Estas son las consecuencias | De la TV saltaron a las tablas: “Katdashians Break the Musical” | Increible: Un hombre podría ser condenado a 20 años por mandar correos spam | Sabías que es correcto decir “setiembre” y “otubre” | WhatsApp ahora cuenta con traductor | Palabras cultas: Sucinto |

Gracias a la serie «Centro Medico» un niño en España salva a su padre.


Manuel Rodríguez Muñiz es un niño que con tan solo 10 años ha logrado salvar la vida a su padre en su vivienda de Mieres (Asturias). El menor estaba en compañía de su progenitor cuando éste comenzó a sufrir un síncope y perdió el conocimiento, pero antes de eso pudo avisar a su hijo: «Manu, Manu, me muero», le dijo.

Publicidad:

También puedes leer: El fracaso también llegó a la energía eléctrica en Venezuela

El pequeño reacción rápido y le hizo el boca a boca y le colocó de lado. Cuando comprobó que respiraba se dirigió a la casa de una vecina, desde donde llamó al 112. «Necesito una ambulancia, mi papá está muy malo», avisó. 

Manuel nunca ha recibido un curso sobre primeros auxilios y asegura que todo lo que sabe lo ha aprendido viendo la serie de TVE ‘Centro Médico’, según contó al diario Levante: «En el cole no nos han enseñadotodavía RCP (Reanimación Cardio Pulmonar), pero yo lo aprendí en ‘Centro Médico’, una serie que veo a veces con Matías (un amigo)«.

Publicidad:

«Papá estaba viendo la tele y, de repente, se apoyó en el reposabrazos del sofá y cayó al suelo», relata aún con el susto en el cuerpo. Su padre, también Manuel Rodríguez, continúa la historia: «Sentía un dolor muy grande, tan grande que me quitaba el conocimiento. Sólo acerté a decir ‘Manu, Manu, que me muero’. Hace poco que sufrí un ictus y tenía miedo de que fuera lo mismo»

Manuel no pudo acompañarlo en la ambulancia así que se quedó en casa de su vecina. Con el fin de tranquilizar a su madre, que tenía una hora de camino, la volvió a llamar para decirle que su padre respiraba. 

Al día siguiente, el Centro de Coordinación de Emergencias del 112-Asturias se puso en contacto con los voluntarios de Protección Civil para que el joven pudiera visitarlos y conocer la labor sanitaria más de cerca.