Tucucu.com
Los 12 animales más educados y con clase | La mujer se quita el maquillaje y revela su verdadera belleza | Hongos en los pies ELIMINARLOS | Un pequeño niño se escapa de sus padres y descubrir lo que hacia lo sorprendió | Mujer se hizo pasar por muñeca, al ser encontrada por la novia | Unos leotardos para perros que te ayudan a la caída de su pelaje. | Vader estrena «The Empire» nuevo álbum | Tal día como hoy «Good Charlotte» | Detienen a otros cuatro altos funcionarios de Pdvsa | Limpia a fondo tu lavavajillas con un simple truco |

Transforman apartamento en Ámsterdam en un museo dedicado a Francisco Franco.



Henk de Groot, nieto de un holandés que combatió en la Guerra Civil española, ha convertido su apartamento del Jordaan, un barrio bohemio de Ámsterdam, en un museo dedicado a ensalzar la figura del dictador español Francisco Franco. En declaraciones a El País cuenta que su abuelo se unió en 1937 a la brigada irlandesa que combatió junto al ejército franquista en defensa de la Iglesia.

Publicidad:

También puedes leer: El Mar de Aral ya casi desaparece de nuestro planeta

Tras pasar la entrada con el cartel «Estrictamente prohibido a rojos», el apartamento convertido en museo expone más de 1.000 fotografías, banderas, toallas, cuadros, libros o sábanas con la cara de Franco dibujada.

El holandés de 67 años hace de guía y ofrece cerveza y tapas a los visitantes. Este afirma tener unos 20 visitantes a la semana, aunque espera que aumenten las visitas. Según relata a El País, sus dos palabras favoritasen castellano son rojo y pajarraco. A todo aquel que le cae mal le califica como ‘pajarraco’, mientras que aquellos que piensan diferente para él son ‘rojos’. 

Publicidad:

Hank, que se pasea a menudo en bicicleta por el centro de Ámsterdam con una camiseta que muestra el escudo del águila, cuenta que algunos españoles ofendidos le gritan «facha de mierda», a lo que él responde siempre «Arriba España». Hank tiene las ideas muy claras pero asegura ser «muy tolerante» con las de los demás. No obstante, al hablar de sus hijos no duda en afirmar que «por desgracia» son de izquierdas.