Tucucu.com
Consejos para perder peso saludablemente | Hater: la aplicación para que encuentres a personas que odian lo mismo que tu | Jamás creerás que Bear Grylls y Sportacus de Lazy Town son el mismo | Esta fue la foto de Yuvanna Montalvo censurada por “pornográfica” | Roxana Díaz te dejará sin aliento al verla en bikini | Una mujer dejó de usar Shampoo, mira el resultado | Cristiano Ronaldo en un nuevo escándalo, entérese por qué | 11 reglas para mantener a tu marido feliz (en 1953) | “No Estuviste”, nuevo video oficial de la banda 4signos | Hablemos de la Vitamina A! |

¿Por que no podemos usar el teléfono en la cama?



Acostarse en cama, dormir y descansar. Tres cosas que deberían ir unidas al final de la jornada, pero difíciles de acompasar para mucha gente. ¿Cuánto tardas en quedarte dormido tras meterte entre las sábanas? Y después de dormir, ¿sientes que has descansado debidamente? Si tienes problemas para conciliar el sueño y reponer energía durante la noche, quizá puedas encontrar una explicación en tu manera de usar el teléfono móvil. El hábito de enviar los últimos mensajes de WhatsApp o echar un vistazo a Facebook desde la cama puede suponer una seria amenaza para tu salud.

Publicidad:

También puedes leer: El fracaso también llegó a la energía eléctrica en Venezuela

No se trata de riesgos menores. Según los datos recopilados en un estudio realizado entre 850 adultos, el ‘vicio’ de manipular un smartphone con las luces del dormitorio apagadas se vincula a un significativo incremento del insomnio y la fatiga general, al caer en picado la calidad de nuestro descanso. Deslumbrarnos con el potente brillo de la pantalla justo antes de intentar dormir es una pésima idea.

Ese estímulo luminoso provoca que nuestro cerebro no segregue melatonina, como si le enviásemos un mensaje informándole de que la hora de dormir todavía no ha llegado. Si el comportamiento se repite noche tras noche, las consecuencias pueden aparecer en forma de insomino o incluso depresión. Dormir poco y mal también dificulta que las células gliales limpien correctamente las neurotoxinas generadas a lo largo del día. ¿Qué ocurre entonces? Problemas de memoria, atención… y tal vez de sobrepeso.

Publicidad: