La mansión de la cantante estadounidense Taylor Swift, ubicada en Beverly Hills, fue declara como patrimonio histórico por el Consejo Municipal de Los Ángeles (Estados Unidos), luego de que la misma artista solicitara que su casa fuera reconocida con la distinción puesto que es “rica en historia”.

También puedes leer: Pentatonix el quinteto que se apoderó de Internet

La propiedad de la intérprete de “Shake it off” mide más de mil metros cuadrados y tiene cuatro habitaciones. En el 2015, Taylor Swift la compró la mansión que le perteneció al fundador de Goldwyn Pictures, Samuel Goldwyn, por un monto de 25 millones de dólares.


Lili Bosse, alcaldesa de Beverly Hills, le expresó su agradecimiento a la cantante y compositora criada en Wyomissing por realizar todas las remodelaciones que la propiedad requería para lucir mejor después de tantos años.

Visitas:

La mansión de la cantante estadounidense Taylor Swift, ubicada en Beverly Hills, fue declara como patrimonio histórico por el Consejo Municipal de Los Ángeles (Estados…