Tucucu.com
Skrillex podría ser satánico y no sabías | Estrenarán película sobre la vida de Britney Spears | Los pingüinos también sestean | Así festejarán 239 años de Los Teques | Sepa qué venezolano fue nombrado “Mejor Jugador” de la Copa Libertadores 2016 | NO es necesario el consumo de SUPLEMENTOS PROTEICOS para el incremento de masa muscular | Ledezma respondió a Rodríguez Zapatero sobre las necesidades de Venezuela | “Alguna vez” lo nuevo de Octavio Suñe | ¿ Influye lo que comes en la calidad de tu sueño ? | Mama y sus tiernas crías (+Galería) |

Si tenías esperanza de mudarte a Marte ¡Es hora de que lo olvides!



Desde hace algún tiempo los científicos han venido explorando el planeta Marte para determinar si se puede habitar en él; sin embargo, recientes estudios indicaron que la superficie de este planeta contiene un “cóctel tóxico” de sustancias químicas que puede acabar con cualquier organismo vivo. Así que tus planes de mudarte fuera de la tierra se acabaron por ahora.

Publicidad:

También puedes leer: Neymar y Robinho organizan amistoso de fútbol

El descubrimiento fue hecho por un grupo de investigadores astrobiológicos de la Universidad de Edimburgo, Escocia, quienes utilizaron unas partículas conocidas como “percloratos” que se hallan de forma natural y sintética en la Tierra y con los que observaron que estos pueden acabar con cultivos de la bacteria Bacillus subtillis, una forma básica de vida.

Según explicaron, los percloratos se convirtieron en potentes bactericidas matando los microbios en minutos y esterilizando las superficies superiores del ambiente. Además, agregaron que al experimento le agregaron óxidos de hierro y peróxido de hidrógeno, otros dos compuestos que son comunes en el suelo marciano, lo cual en un período de 60 segundos aumentó 10 veces la tasa de muerte de la Bacillus subtillis.

Publicidad:

En vista de ellos, los científicos apuntaron que los efectos combinados de al menos tres componentes de la superficie mariana impiden que el planeta sea habitable como se había creído anteriormente, así como la mínima probabilidad de supervivencia de los contaminantes biológicos liberados por las misiones robóticas y humanas.