Tucucu.com
Álbum familiar de a medias caras, impresionante! | Lo que debes saber sobre mayaro | Lugares terrorificos: La Reactora Borley | Orgasmos femeninos: guía definitiva para disfrutarlos | Un dispositivo de radio mas pequeño del mundo.(Fotos) | ¡No se quedaron atrás! Confirman fallas en iPhone 6 | El más tierno vídeo de mamá osa y sus ositos bañándose en un lago de California | Top 10 Tiburones mas Peligrosos | 6 cosas que no sabías sobre el gua | Fácil: truco para mantener frescos los cambures |

El Valor de la Razón: Los Semerucos, 14 años después del asalto brutal y despiadado


Publicidad:

También puedes leer: El fracaso también llegó a la energía eléctrica en Venezuela

El concepto de Razón tiene su origen en el latín ratio. El diccionario de la Real Academia Española (RAE) reconoce más de diez acepciones de esta palabra, entre ellas: la facultad para pensar, reflexionar e inferir, el argumento que se expone en respaldo hacia una determinada cosa, el motivo o causa.

Leer más

Publicidad:

Por Horacio Medina @unape

Por su parte, el Valor es una cualidad que confiere a las cosas, hechos o personas una estimación, ya sea positiva o negativa. Para el idealismo objetivo, el Valor se encuentra fuera de las personas; para el idealismo subjetivo, en cambio, el Valor se encuentra en la conciencia. Para la corriente filosófica del materialismo, la naturaleza del Valor reside en la capacidad del ser humano para valorar al mundo en forma objetiva.

En otro sentido, los valores son características morales inherentes a la persona, como la humildad, la responsabilidad, la piedad y la solidaridad. Los valores también son un conjunto de ejemplos que la sociedad propone en las relaciones sociales. Por eso, se dice que alguien “tiene valores” cuando establece relaciones de respeto. Podría decirse que los valores son creencias de mayor jerarquía, compartidas por una cultura y que surgen del consenso de una comunidad.

El 25 de septiembre de 2003, es decir hace hoy 14 años se produjo el asalto brutal y despiadado, a una comunidad de hombres, mujeres y niños de todas las edades, en el estado Falcón, por el solo hecho de defender sus Principios y Valores, lo cual, era contrario al sin sentido de los bárbaros que proponían destrucción, imponer el odio y el pensamiento totalitario, en nombre de una ideológica fracasada y decadente.

Nos referimos al asalto de la barbarie, encabezada por la Guardia Nacional, la policía del estado Falcón y civiles armados, al emblemático campo petrolero: LOS SEMERUCOS, hecho ocurrido al amanecer del 25 de septiembre, cuando la comunidad dormía y las sombras ocultaban a los salvajes ejecutantes de un atropello incalificable.

Luego de tener la información y los detalles, al día siguiente, 26 de septiembre tomamos nuestra decisión de hacer todo lo que estuviese a nuestro alcance por documentar, lo que para aquel momento era el primer signo inequívoco de lo que vendría, un ataque claro e inocultable violatorio de los derechos fundamentales de hombres, mujeres y niños armados de Razón y Valores. Un grupo cuya estoica posición ante la barbarie, no fue comprendida o no quiso ser comprendida, en nombre de intereses subalternos, algunos inconfesables por amplios sectores políticos, económicos y sociales del país.

Un mes después, y gracias a la ayuda y desinteresada colaboración de compañeros, amigos y profesionales de la comunicación, pudimos presentar al país el 1er Foro Internacional: “Violación de los Derechos Humanos en Venezuela”, Caso Trabajadores Petroleros que se desarrolló en el Salón Plaza Real – Hotel Radisson Eurobuilding en Caracas, el 27 de octubre del año 2003.
Contamos allí con la participación de connotados panelistas, entre los que recordamos a Mercedes Pulido de Briceño (QEPD), Héctor Faundez, Marco Tulio Brunicelli (QEPD), Aquiles Blanco, todos presentados por un excelente periodista y gran amigo, también ya desaparecido, Ramón Pasquier.

Recordamos algunas de las tantas conclusiones resultantes del evento:

* A los trabajadores petroleros despedidos injustificadamente, se les han violado sus derechos fundamentales con la negación al acceso a los órganos de administración de justicia imparciales, al debido proceso, la puesta en peligro de su integridad física, psíquica y moral, la protección del honor, vida privada, intimidad, imagen propia y reputación.

* El despido injustificado de los trabajadores petroleros se produce por haber ejercido sus derechos civiles y políticos de libertad de expresión, participación, manifestación y asociación, violando con ello sus derechos humanos.

* Así mismo, se les ha violado flagrantemente sus derechos sociales tales como derechos al trabajo, a la estabilidad laboral y a la igualdad de oportunidades, a la sindicación, a la protección de la familia, a la maternidad, a la educación de sus hijos, a la salud, a la seguridad social y al hogar.

* Ha quedado en evidencia la intención del Gobierno de amedrentar y destruir al grupo social de trabajadores petroleros (Genocidio Laboral). Esta intención se ha materializado sistemáticamente mediante las siguientes agresiones: Negación de los derechos por el solo hecho de ser Opositores; las instrucciones y requerimientos de PDVSA dirigidas a otras instituciones para que no contraten a estos trabajadores; la expulsión de los hijos de los trabajadores petroleros de las escuelas y el cierre de las escuelas; el cierre del acceso a la asistencia médica y los desalojos de las viviendas.

* A su vez estas acciones, se encuentran tipificadas como crímenes de Lessa Humanidad de conformidad con el novísimo Estatuto de Roma.

* Las autoridades de PDVSA en connivencia con el Gobierno y específicamente el Ministerio del Trabajo, violentaron el contenido protector de la sindicación del artículo 454 de la Ley Orgánica del Trabajo el cual requiere que el patrono solicite mediante el inicio de un procedimiento administrativo especial la previa autorización de la Inspectoría del Trabajo, antes de despedir a trabajadores investidos de la protección constitucional y legal del Fuero.

* Al no haberse cumplido con tales requerimientos, todos los despidos de los trabajadores petroleros promotores y adherentes al sindicato UNAPETROL son, de conformidad con la Constitución y la ley, nulos de nulidad absoluta e ilegales.

* En Venezuela se ha perdido la autonomía del Ministerio Público, lo que indica una pérdida del Estado de Derecho.

* Según la LOPNA, la familia debe ser protegida en todos sus derechos por el Estado, evitando cualquier tipo de discriminación. Igualmente, la LOPNA señala la obligación del Ministerio Público defender todos los derechos de los Niños y Adolescentes.

* En todos los Campos Petroleros del país, se han violentado públicamente TODOS Y CADA UNO DE LOS DERECHOS HUMANOS UNIVERSALES. Se han violentado todos los derechos en todos los campos petroleros, se han violentado la protección contra abusos, libertad de expresión, derechos de orden público. Derecho de denunciar amenazas en favor de los niños.

* Se considera que UNAPETROL ha roto los esquemas tradicionales del Sindicalismo y ha logrado una independencia de los partidos políticos pero con una propuesta política al país.

Al final del evento, presentamos a la audiencia y al mundo un documental de gran valor histórico y documental: “EL VALOR DE LA RAZÓN”, testimonial de lo ocurrido, un homenaje a tantos hombres y mujeres, niños que protagonizaron una gesta heroica: la Razón contra la barbarie. Nombres de hombres y mujeres, no conocidos, muchos anónimos, pero todos héroes que la historia reivindicará, en nombre de la libertad y la democracia.

Por último, les queremos decir a quienes se preguntan ¿porque no hay gasolina; porque no hay luz; porque las comunicaciones son tan malas; porque el país está en bancarrota; porque los principios y valores de la sociedad se han destruido; porque Venezuela clama por un cambio y porque tantas otras cosas? Que busquen en el 2002 y 2003, tal vez allí encuentren el origen de todo.

Pregúntense si la desprofesionalización ejecutada por el régimen desde aquel momento, en las Fuerzas Armadas, el sector petrolero, el sector eléctrico, el Metro de Caracas, la CANTV y las instituciones públicas, no serán una causa fundamental del horror que hoy vivimos. Pregúntense si la indiferencia de muchos, no fue un contribuyente importante y permisivo para el avance del régimen. Pregúntense si hoy, esa misma actitud, no podría terminar por sumergirnos, aún más, en la barbarie.

Entre tanto, 14 años después de aquella madrugada, nosotros seguimos de pie, defendiendo: EL VALOR DE LA RAZON y, como cada año, veremos hoy el documental. Los invito también a verlo, quizás les ayude a comprender muchas cosas que la historia oficial no presenta.