Tucucu.com
¿Qué significado tiene soñar con Vestidos? | Madonna pide en adopción a dos niños de Malawi | Transforman a Trump en pollo ante la llegada del año del Gallo | Crear mi Blog, ¿cómo debes hacer y qué debes saber? | El origen de la letra eñe (ñ) | Con colillas de cigarros recrearán “SUPERBATERÍAS” | ¿Quieres saber cómo vas a morir? | Así está ahora la «dulce maestra» de Vivan Los Niños | Después de tener relaciones sexuales hay que ir al baño | Lo rescataron del abandono. Y no esperaron ver lo que vieron después |

Juez que liberó a estudiantes detenidos en El Rosal contó todo sobre su destitución



Jonathan Mustiola, exjuez del Tribunal 43° de Control del Área Metropolitana de Caracas, fue quien dictó libertad plena para los 25 estudiantes detenidos el pasado 29 de junio por la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en una protesta antigubernamental en El Rosal. Aunque estaba decidido a no dejarlos aprehendidos, la decisión “de arriba” era lo contrario.

Publicidad:

También puedes leer: El fracaso también llegó a la energía eléctrica en Venezuela

Dos semanas después de la audiencia de presentación, el abogado con más de 15 años de ejercicio en el Poder Judicial fue destituido de su cargo. “Me di cuenta que me había convertido en una piedra en el zapato y un estorbo para ellos (el Gobierno), porque no era primera vez que actuaba de manera distinta a la que ellos querían”, confesó en una entrevista a Caraota Digital.

Contó que le impresionó mucho como se realizó la detención de los jóvenes, quienes fueron encerrados en un camión, y lo que sucedió allí dentro y al revisar el expediente se percató de que no había ningún delito que imputar. “Nunca se me va a olvidar que en el acta policial solo decía que le habían incautado un guante, un trapo, un casco, un escudo y una botella con un líquido claro, que resultó ser agua”, dijo.

Publicidad:

Cuando hizo llamó a las autoridades para informar cuál sería su veredicto, la respuesta que recibió fue “tú sabes lo que tienes que hacer en ese caso“. “El acuerdo era una fianza, esto no era legal. Sabía que corría el riesgo de perder mi cargo y lo mejor que me podía pasar era que me botaran”, indicóA pesar de la audiencia estaba pautada para el 1 de julio, esta tuvo que ser diferida para el día siguiente ante el silencio de la Sala Penal, el cual calificó como una especie de presión “agresivo-pasiva” para hacerlo cambiar de opinión.

Me dijeron no hemos podido hablar con el magistrado, no conseguimos a nadie en la Sala Penal, difiere la audiencia para mañana. Acepté, aún cuando yo tenía firme mi decisión, pero si la realizaba ese mismo día hasta ellos podían ser perjudicados, lo más seguro es que no los dejaran salir”, destacó.

El 2 de julio se llevó a cabo el acto judicial y les dictó libertad plena. Al instante no hubo una reacción en su contra, pero 15 días después le entregaron un comunicado de la Comisión Judicial que oficializaba su remoción del Tribunal. “Si fue por eso, me fui con mi consciencia tranquila. No fue una cuestión objetiva, sino subjetiva. Yo no me arrepiento de mis decisiones”, expresó.