Tucucu.com
Entérese lo qué está tramando Whatsapp | Así fue l Show de la banda Inquisition en el Hellfest 2016 | Mujer golpea accidentalmente a un perro en la noche y sucede lo INEXPLICABLE | Los beneficios del café para la salud | ¿Qué cantidad de vitaminas son buenas para la salud? | Una pitón se traga un perro callejero y luego lo devuelve (+Impresionante) | Ventajas de la tecnología en las relaciones de parejas | Inventan un sostén que twitea cuando lo desabrochan (+Video) | Descubren meteorito en la Antártida que podría explicar la vida en la Tierra | Imágenes inéditas de nuestro venerable Dr José Gregorio Hernández |

El tratamiento de las caries



Una vez que se forma la caries, no se cura por sí sola, es necesario acudir al dentista, que determinará qué tratamiento es el más adecuado según su estado de desarrollo. Cuanto más tiempo pase, mayor ataque habrá sufrido el diente y mayor deberá ser la intervención del dentista.

Publicidad:

También puedes leer: Enfermedades extrañas el «Síndrome de proteo»

Por lo tanto, es mejor poner remedio lo antes posible para mantener la salud dental.

FASES 1 Y 2: EN EL AVANCE DE LA CARIES

 

Si la caries solo afecta al esmalte y la dentina, el dentista retirará el tejido dañado y rellenará el hueco con una obturación dental (conocido comúnmente como “empaste”). Los más frecuentes son:

Publicidad:

 

TRATAMIENTO DE LA CARIES: LA INSERCIÓN DE COMPUESTOS

 

FASE 3: LA ENDODONCIA

Cuando la caries ha atacado la pulpa dental, el odontólogo debe extraer el nervio y desinfectar el canal de la raíz antes de rellenarlo. El diente queda sin sensibilidad.

FASE 4: ABSCESO DENTAL

Como último recurso, el dentista extraerá la pieza completa y la sustituirá por un implante.

Consejos prácticos: Aunque el dentista haya tratado una caries, puede volverse a infectar años después. De hecho, las bacterias se acumulan bajo los empastes. La caries continúa expandiéndose, provocando dolor. Si un diente tratado previamente presenta dolor es importante acudir al dentista inmediatamente.

Si el diente ha sido sometido a una endodoncia, no sentirás el dolor, pero la infección puede ser grave. El dentista la detectará en tu revisión anual.