puntos negros y espinillas

Un brote de acné pasada la adolescencia puede parecer un intento de la vida por humillarte, pero en realidad se trata de un llamado de atención de tu cuerpo.

También puedes leer: Elegir la base de maquillaje correcta

De acuerdo con la página de “Cosmopolitan” las indeseadas espinillas pueden revelar mucho más que tu incomodidad, ya que la piel básicamente exterioriza lo que está pasando dentro de tu organismo.


Según Joshua Zeichner, el dermatólogo que consultaron, estas erupciones no aparecen al azar, por el contrario son un mensaje nada discreto sobre lo que está fallando en tu salud o higiene. Aquí una guía de lo que quiere decirte cada grano y cómo evitar que aparezcan:

 

1. Barbilla, mandíbula o cuello: Es el aviso oficial de que está por venirte la menstruación. Tus hormonas están alteradas y la testosterona, en particular, hace que tus glándulas produzcan más grasa, lo cual facilita que se tapen tus poros. Puedes evitar que aparezcan siendo un poco más cuidadosa con la limpieza de tu rostro cunado sepas que la fecha se aproxima.

Publicidad:

También puedes leer: Alta frecuencia ¿Cómo funciona y para qué sirve?

2. Nariz y frente: Así como a los mentirosos les crece la nariz, a las estresadas se les brota esta parte de la cara. La zona T es la que más sufre cuando estamos bajo mucha presión, así que cuando sepas que vienen semanas complicadas acuérdate de utilizar un tratamiento para el acné y, por si acaso, tómate un tilito.

3. Línea del pelo: Puede deberse a que estás estirando los días entre lavada y lavada más de la cuenta, o a que estás usando muchos productos para el pelo. Evita aplicarte geles, cremas para peinar y mousses muy cerca de tu frente y, cuando te laves la cara, acuérdate de incluir tus raíces.

4. Mejillas y/o cachetes: La culpa es de tu teléfono, de tus manos sucias o cualquier otra cosa que toque tu cara por un largo período de tiempo y pueda llenarla de bacterias. No olvides que los celulares con pantalla táctil pueden tener ¡hasta 18 veces más bacterias que un baño público! Por lo mismo, no es mala idea que recuerdes limpiarlo y desinfectarlo, sin dañarlo, claro está.

Publicidad:

5. Boca: La alimentación juega un papel importante en la apariencia de nuestra piel y aunque se ha demostrado que el chocolate no produce acné, el consumo excesivo de calorías sí puede aumentar nuestra producción de grasa. Además, los residuos de alimentos ácidos (como el limón o el vinagre) pueden irritar la zona próxima a tus labios y el resto de las frituras pueden obstruir tus poros. Así que es importante que te laves el rostro después de comer.

6. Espalda y pecho: lamentablemente no solo salen en la cara, las zonas de tu cuerpo susceptibles al sudor también lo son al acné, ya que las bacterias se reproducen más fácilmente en la humedad. Utilizar ropa de algodón u otro material absorbente te mantendrá siempre seca y libre de espinillas.

Foto de Cosmpolitan.com

Visitas:

Un brote de acné pasada la adolescencia puede parecer un intento de la vida por humillarte, pero en realidad se trata de un llamado de…